jueves, 19 de septiembre de 2019

La tensión entre honestidad y liderazgo

Estupenda conversación entre David Deppner y Russ Roberts acerca de los límites de la absolutamente necesaria honestidad y la humildad cuando lo que se demanda del líder/médico/padre/etc. es certeza.

El trozo que más me ha hecho pensar es uno en el que comentan cómo la sociedad selecciona negativamente a los CEOs o políticos, premiando la arrogancia frente a la humildad, en algunos casos incluso premiando a los psicópatas con el poder que tanto ansían. Algo a tener siempre en cuenta cuando escucha la admiración de algunos por los "capitanes de la industria" o los "políticos triunfadores". Como creo que ya he comentado en alguna otra ocasión, sería mucho mejor si seleccionáramos a nuestros políticos de forma aleatoria, como hacían los griegos...o si, como los jesuitas, se escogiera a los líderes precisamente de entre los que no quieren serlo.

miércoles, 18 de septiembre de 2019

Algunas consecuencias no inmediatas de los coches autónomos

Para reflexionar:
- Cómo coordinar vehículos y peatones
- Cómo coordinar vehículos autónomos y convencionales
- Qué hacer para no perder ingresos públicos

martes, 17 de septiembre de 2019

Uber no reduce la congestión

Ni Uber, ni ningún servicio similar, claro. Y esto no debería sorprendernos: este tipo de empresas han conseguido abaratar el coste de los desplazamientos (no sólo en términos monetarios, sino también de comodidad), por lo que es normal que hayan supuesto un aumento de la demanda de movilidad, una captura de cuota desde el transporte público, y consecuentemente, más congestión en las ciudades, y más contaminación asociada. Como bien dicen en el artículo hace falta más investigación, y quizá las condiciones en EEUU no sean exactamente iguales para España, pero:
What numbers were available have painted an increasingly unflattering picture. Studies from U.C. Davis, the University of Kentucky, DePaul University, and independent researchers in Boston, San Francisco, and New York City have offered evidence that mobility apps contribute to VMT, congestion, and the decline of public transit ridership.
Claramente las respuestas a la movilidad sostenible no pueden venir por estos modelos de negocio...

lunes, 16 de septiembre de 2019

¿Es la verguenza la estrategia apropiada contra el cambio climático?

Y otra vuelta más sobre lo de la conferencia de Londres de hace unos días. Decía que una sesión interesante fue la que hablaba de confianza como la que la gente tiene en Sir David Attenborough. Y que, en cambio, no parecía que Greta Thunberg (cuyo caso defiende aquí Max Aufhammer) lograra el mismo efecto. Una posible explicación es que, aunque vendan muchos titulares, no nos gusten mucho los mensajes agoreros, y que el avergonzarnos no es la opción correcta.

ADD: Y parece que lo de "emergencia climática" también tiene sus problemas...

viernes, 13 de septiembre de 2019

Development as freedom, de Sen

Un libro escrito hace ya 20 años, pero que, en mi opinión, sigue siendo totalmente actual. Es interesante ver cómo ya hace este tiempo nos señalaba cuáles eran los problemas de las sociedades actuales, que creo que siguen siendo los mismos de ahora:
The big challenges that capitalism now faces in the contemporary world include issues of inequality (especially that of grinding poverty in a world of unprecedented prosperity) and of public goods (that is, goods that people share together, such as the environment).
Eso sí, tiene bastantes elementos comunes con An idea of Justice, escrito después y en el que incorpora muchas ideas de este primero. Aunque, por otro lado, siempre da gusto leer a Sen: escribe con prudencia, elegancia, y mucha sensatez. Es difícil estar en desacuerdo con él.

También es interesante complementar la lectura con Poor Economics, que aporta la evidencia cuantitativa a muchos de los argumentos que Sen hace basados simplemente en la razón o en evidencia limitada. Por ejemplo, en el ámbito de mujeres o de población.

En todo caso, la idea central del libro es muy concreta: el desarrollo debe estar basado fundamentalmente en la libertad, como fin y como medio:
Expansion of freedom is viewed, in this approach, both as the primary end and as the principal means of development. Development consists of the removal of various types of unfreedoms that leave people with little choice and little opportunity of exercising their reasoned agency.
Todo el libro se dedica a sostener esta afirmación. Primero, analizando en qué consiste la libertad, y cómo contribuye al bienestar mucho más que el dinero:
The usefulness of wealth lies in the things that it allows us to do – the substantive freedoms it helps us to achieve. But this relation is neither exclusive (since there are significant influences on our lives other than wealth) nor uniform (since the impact of wealth on our lives varies with other influences). it is important to recognize the crucial role of wealth in determining living conditions and the quality of life as it is to understand the qualified and contingent nature of this relationship. An adequate conception of development must go much beyond the accumulation of wealth and the growth of the GNP and other income-related variables. Without ignoring the importance of economic growth, we must look well beyond it. Development has to be more concerned with enhancing the lives we lead and the freedoms we enjoy. Expanding the freedoms that we have reason to value not only makes our lives richer and more unfettered, but also allows us to be fuller social persons, exercising our own volitions and interacting with – and influencing – the world in which we live.
Una ilustración interesante de la relación indirecta de la riqueza y el desarrollo es el estudio que cita de Anand y Ravallion:
Anand and Ravallion find that life expectancy does indeed have a significantly positive correlation with GNP per head, but that this relationship works mainly through the impact of GNP on the incomes specifically of the poor and public expenditure particularly in health care.
Sen luego continúa aclarando que la libertad no debe medirse únicamente por sus consecuencias prácticas, sino también por los procesos a través de los cuales se manifiesta. En este sentido, Sen critica el enfoque de los bienes primarios de Rawls porque están centrados en los fines, y no en los medios. Su propuesta me recuerda más a la de las opciones de Solow respecto a la sostenibilidad, aunque va más allá. A este respecto, una idea que sería muy interesante sería explorar la incorporación de estas ideas de Sen al modelo de los capitales de sostenibilidad, de forma que incorpore más claramente estos procesos y no sólo los resultados.

Después, pasa a criticar las ideas de justicia previas (utilitaristas, Rawls, etc), algo que desarrolla más en The Idea of Justice. Y vuelve a defender que la relación entre renta y desarrollo depende de muchas cuestiones:
We use incomes and commodities as the material basis of our wellbeing. But what use we can respectively make of a given bundle of commodities, or more generally of a given level of income, depends crucially on a number of contingent circumstances, both personal and social. it is easy to identify at least five distinct sources of variation between our real incomes and the advantages – the wellbeing and freedom we get out of them. 1. Personal heterogeneities (connected with disability, illness, etc) 2. Environmental diversities (climatic circumstances, heating, clothing, infectious diseases) 3. Variations in social climate (public education, crime, community relationships) 4. Differences in relational perspectives (relative wealth, to be able to appear in public without shame, as Adam Smith noted) 5. Distribution within the family.
Otra idea muy interesante es su caracterización de la pobreza como falta de capacidades. Esto tiene una extrapolación muy directa a la pobreza energética, que, bajo esta definición, tiene mucho más sentido más allá de las limitaciones de renta, y en términos de falta de posibilidades de participación en la actividad social (“social functioning”).

Sen procede después a defender las virtudes de los mercados y de la democracia como elementos esenciales para la libertad y el desarrollo. Así, considera como ventaja fundamental de los mercados la libertad de transacción y no tanto sus posibles ventajas en términos de asignación. De hecho, incluye unas reflexiones muy interesantes sobre cómo a veces el exceso de énfasis en la eficiencia (y en el homo economicus) es contraproducente. Y aprovecha para recordarnos que los neoliberales suelen olvidarse de algunas cuestiones básicas sobre el capitalismo bien entendido:
Financial conservatism should be the nightmare of the militarist, not of the schoolteacher or the hospital nurse.
While capitalism is often seen as an arrangement that works only on the basis of greed for everyone, the efficient working of the capitalist economy is, in fact, dependent on powerful systems of values and norms. Indeed, to see capitalism as nothing other than a system based on a conglomeration of greedy behavior is to underestimate vastly the ethics of capitalism, which has richly contributed to its redoubtable achievements.
En cuanto a la importancia de la democracia, Sen ataca a los que, como el gobierno de Singapur, defienden que la democracia es mala para el desarrollo.
Political rights, including freedom of expression and discussion, are not only pivotal in inducing social responses to economic needs, they are also central to the conceptualization of economic needs themselves.
Después analiza la relación entre libertad y hambrunas, género, y población. También incluye una reflexión muy acertada en mi opinión sobre la naturaleza de los derechos humanos. Pero los dos capítulos más interesantes, al menos para mí, son los dos últimos. El primero sobre elección social, en el que defiende que el teorema de imposibilidad de Arrow no es tan limitante como parece:
The Arrow theorem does not in fact show what the popular interpretation frequently takes it to show. It establishes, in effect, not the impossibility of rational social choice, but the impossibility that arises when we try to base social choice on a limited class of information.
Y así, entiende que si ampliamos la base sobre la que tomamos las decisiones, sí es posible establecer funciones de bienestar social que nos permitan evaluar correctamente las distintas opciones.
Finalmente, en el último capítulo reflexiona muy sensatamente sobre libertad individual y responsabilidad personal y social.
As competent human beings, we cannot shirk the task of judging how things are and what needs to be done. As reflective creatures, we have the ability to contemplate the lives of others. Our sense of responsibility need not relate only to the afflictions that our own behavior may have caused (though that can be very important as well), but can also relate more generally to the miseries that we see around us and that lie within our power to help remedy. That responsibility is not, of course, the only consideration that can claim our attention, but to deny the relevance of that general claim would be to miss something central about our social existence. It is not so much a matter of having exact rules about how precisely we ought to behave, as of recognizing the relevance of our shared humanity in making the choices we face.
Freedom is both necessary and sufficient for responsibility.
Responsible adults must be in charge of their own well-being; it is for them to decide how to use their capabilities. But the capabilities that a person does actually have (and not merely theoretically enjoys) depend on the nature of social arrangements, which can be crucial for individual freedoms. And there the state and the society cannot escape responsibility.
Una forma estupenda de concluir, creo.

jueves, 12 de septiembre de 2019

El informe de DIW sobre la nuclear

Decía ayer que muchos de los expertos que presentaron en la reunión EPRG-MIT apoyaban el uso de la nuclear para luchar contra el cambio climático.  También el IPCC, en su informe sobre los 1,5ºC, aboga por multiplicar por 4 la potencia instalada de nuclear en el mundo a 2050. Y el NEO de BNEF prevé un mantenimiento al menos (lo que requiere nuevas inversiones, en particular en Oriente Medio y Norte de África!). No es que yo crea que esto vaya a ser factible. La nuclear, y sobre todo la actual, se enfrenta a numerosas barreras, económicas y de otro tipo, como para esperar este tipo de desarrollo favorable para esta tecnología.

Pero, por si acaso, y en un pseudo-informe (en forma de boletín mensual) que me sorprende bastante, por razones que comentaré adelante, el DIW se ha marcado un diagnóstico súper-cañero sobre la nuclear, en el que básicamente dice que nunca ha sido económicamente ventajosa, que no cubre sus costes externos, que no es limpia, y que además esto no cambia con las nuevas tecnologías nucleares modulares. Conclusión: que por favor nos olvidemos de ella.

Y digo que me sorprende porque, a pesar de haber sido preparado por dos de los economistas de la energía más prestigiosos de Europa, Claudia Kemfert y Christian von Hirschhausen (al que conozco, respeto y admiro), los argumentos me parecen bastante poco rigurosos:

- Lo de que nunca fue competitiva porque se basó en los subsidios...bueno, que se lo digan a todas las demás tecnologías que siempre han comenzado con ellos...y a los operadores que han sacado un buen dinero con ellas. Su afirmación parece estar basada en un único libro, y en un análisis en condiciones limitadas, y en cambio no utiliza muchos de los análisis en los que sí se ve a la nuclear como competitiva (véanse alguno de los citados arriba). Y lo dice uno que ha apuntado precisamente a que la nuclear lo tiene complicado en los mercados liberalizados...claro, por eso los autores encuentran que no se han construido centrales nucleares en este tipo de mercados, y que perderían mucho dinero. Pero es que esto mismo se podría decir de la FV o de la eólica y sus dificultades para sobrevivir a la canibalización en los mercados liberalizados, tanto energy-only como con mercados de capacidad. ¿Significa esto que las renovables no son competitivas? No, ¿verdad?
- El argumento de los costes externos es algo mejor, en parte porque es más sencillo. Es cierto que las nucleares, por ley, tienen limitados sus daños asegurados. Aunque también utilizan estimaciones puntuales de los costes de los daños de la nuclear que son controvertidas, citando de nuevo un único estudio.
- Aunque, a este respecto, concluyen que la energía nuclear no es limpia por sus emisiones radioactivas, que incluso consideran peligrosas en condiciones rutinarias (de nuevo, algo no probado de forma fehaciente), o por la gestión de residuos (que es cierto que sí tienen un problema de riesgo, aunque con consecuencias de muy largo plazo difíciles de evaluar con seguridad). Efectivamente, ninguna energía es limpia, aunque unas más que otras. Lo importante es evaluar todas las ventajas e inconvenientes, y tomar la mejor decisión, no descartar cada tecnología por sus inconvenientes directamente.
- Finalmente, descartan cualquier nuevo tipo de tecnología nuclear, sin esperar a ver qué tal funciona :). Yo al menos no tengo la impresión de que lo que proponen TerraPower et al sea igual que lo de los 50...

Yo ya he dicho muchas veces que en esto de la tecnología soy bastante agnóstico, y que lo que me importan son sus atributos para lograr los objetivos que pretendemos. Y sinceramente, creo que es importante que los académicos seamos rigurosos al evaluar estos atributos, porque si no es difícil tomar buenas decisiones sociales y políticas. No creo que el informe de DIW contribuya mucho a esto, la verdad...

viernes, 6 de septiembre de 2019

Searching for stars on an island in Maine, de Lightman

Una estupenda reflexión de Lightman sobre ciencia y religión…o mejor, sobre conceptos absolutos y conceptos relativos. O, mejor aún, sobre la tensión entre nuestro deseo de tener cosas a las que agarrarnos (los Absolutos, puntos de referencia fijos, patrones reconocibles que nos dan tranquilidad)
All refer to an enduring and fixed reference point that can anchor and guide us through our temporary lives. Although the Absolutes are often associated with religion, none of them, except for the immortal soul and for God, are necessarily religious ideas. Some people would call them spiritual ideas. Many of the Absolutes are rooted in personal experience, but they involve beliefs beyond that experience.
y el progreso de la ciencia en ir eliminando cada vez más estos absolutos, aunque realmente están fuera de su alcance.
Unprovability is a central feature of all Absolutes….The Absolutes are ideals, entities, beliefs in things that lie beyond they physical world. Some may be true and some false…but their truth or falsity cannot be proven.
El título del primer capítulo resume espléndidamente el hilo conductor del libro: Longing for absolutes in a relative world.
Para los que no hayan leído nada sobre esto me parece además un muy buen texto introductorio. Muy clarita la exposición de los conceptos científicos y de cómo han ido avanzando; de los Absolutos; y de los puntos de contacto, o dicho de otra forma de las cuestiones verdaderamente relevantes; escrita además por un materialista agnóstico pero con un gran respeto por las cuestiones espirituales.
The materiality of the world is a fact, but facts don’t explain the experience
Yo algo he leído, pero aún así, el libro no me ha decepcionado en absoluto, de hecho, me lo he leído volando y me he quedado con ganas de más. Supongo que el hecho de hablar de estrellas y de Maine, dos temas que me gustan particularmente, ayuda…o enterarme de que también defiende la importancia de perder el tiempo, sobre lo que ha escrito incluso un libro…pero en serio, Lightman me ha parecido un tipo profundo y sensato, que es capaz de ver más allá de la rutina investigadora. Y además, honesto en el ámbito científico, perfectamente consciente de las limitaciones de la ciencia, que muchos a veces olvidan:
In sum, I would argue that despite the big differences between religion and science in the way that knowledge is obtained and revised, both share a degree of faith, a belief and commitment to the unprovable. Science experimentally tests and verifies all of its beliefs about particular phenomena. But it cannot do so with the fundamental belief, the Central Doctrine [All properties and events in the physical universe are governed by laws, and those laws hold true at every time and place in the universe]. The Central Doctrine must simply be accepted. In that sense, the Central Doctrine of Science is one of the Absolutes.
Aunque, por supuesto, la diferencia entre la fe en la doctrina central y la fe religiosa es que la primera es falsable, y no un dogma…En este sentido, Lightman nos recuerda la importancia del escepticismo (ese que subrayaba también hace poco Rodrik):
A rebellious nature might also be helpful. Einstein had few loyalties and commitments - none to pre-existing science, none to social norms of behavior, none to his teachers, none to organized religion, none to his country. None to any of the Absolutes (except to his faith in a lawful cosmos)
Lightman cubre todos los temas relevantes, desde el origen del universo y la necesidad o no de un Dios creador, pasando por la libre voluntad y la búsqueda de sentido, hasta el transhumanismo y lo que nos hace humanos. Dado que es un libro muy corto, lo hace de forma breve, aunque brillante en algunos casos. También se queda más corto de lo que me gustaría en algunos temas, como en el de la libre voluntada, en los que apunta cosas pero no concluye demasiado. Va desmontando los argumentos a favor de free-will, pero también los de la incertidumbre, etc. Su argumento final es que la libre voluntad necesita un self, y eso es una ilusión. No hay un “yo” que tome las decisiones, libres o no. Pero como digo no concluye que no puede haber libre voluntad, quizá porque, como nos pasa a muchos, no acaba de parecernos coherente.
En cambio, en otros, como en el de la búsqueda de sentido, creo que se pasa buscando una conclusión más basada en el absoluto, cuando yo creo que el sentido de la vida es algo totalmente subjetivo y experiencial. Tampoco estoy de acuerdo con él en su afirmación, a la Stephen Jay Gould, de que ciencia y religión son dominios separados:
Evidently, science can find reasons and causes for everything in the physical universe but not for the universe itself. What caused the universe to come into being? Why is there something rather than nothing? We don’t know and we will almost certainly never know. And so this most profound question, although in tightest embrace with the physical world, will likely remain in the domain of philosophy and religion.
I accept the idea that science and the scientific view of the world may not encompass all of existence. There could be realms of being outside the physical universe. We simply don’t know what we don’t know. And by definition, we would not be able to prove or disprove such nonphysical realms by methods or means within the physical universe. Science has been astoundingly successful at understanding the physical world. But science is restricted to that world. Spiritual realms, as I understand them, would not necessarily be logical or self-consistent or even comprehensible. But again, we don’t know what we don’t know. In my view, prominent scientists who use scientific arguments to attempt to disprove the existence of God are missing the point.
Si se demostrara que lo espiritual realmente sale de nosotros, que estamos hechos de materia, entonces sí podríamos explicar también nuestra componente espiritual. La clave es si lo espiritual es externo o interno. De hecho, él apunta en esta dirección, lo cual resulta algo contradictorio con su afirmación anterior:
The self and consciousness, I think, are names we give to the sensations produced by all of those electrical and chemical flows.
Por último, su reflexión sobre el transhumanismo también me parece bastante acertada:
What does “unnatural” really mean? Does it strictly mean “against nature”? Does it mean a condition not intended by God? Does it mean an activity that somehow falls outside the innate biology of Homo sapiens? Or possibly all of the above? I suggest that with the advances of science and technology, our species has already gone so far beyond many of the physical limitations associated with our innate biology that the distinction between “natural” and “unnatural” has begun to dissolve.
Since all of our inventions come from our brains, and since our brains evolved from “natural” processes, then everything we invent, including modifications to our own bodies, should be considered “natural”. In this sense, Homo techno is no more unnatural than Homo sapiens today.
I must reluctantly conclude that there seems to be nothing unique about us human beings.
En resumen, muy recomendable.

jueves, 5 de septiembre de 2019

miércoles, 4 de septiembre de 2019

¿Deben los académicos firmar peticiones?

Agnes Callard presenta el caso muy convincentemente, con argumentos de peso en contra de que los filósofos firmen peticiones, como este:
As a philosopher, I want my influence to be philosophical, which is to say, I want to bring people to believe only what they, by their own lights, can see to be justified; I don’t want them to believe something because (I am one of the) many people who think it.
Y yo me pregunto si esto no debería aplicar no sólo a los filósofos, sino también a los académicos en general, que compartimos un objetivo similar: conseguir que la gente aprenda por la fuerza de nuestros argumentos, y no por el peso de nuestra autoridad (los que la tengan, claro).

martes, 3 de septiembre de 2019

Nuevo director de innovación y emprendimiento en Berkeley

Una decisión valiente, pero compleja. Porque, sin mando sobre recursos, no está claro cómo se promueve la comunicación transversal que pretenden:
the position is meant to enhance innovation interdepartmentally, while also integrating an enterprising mindset across the forward-thinking campus.
No me extraña pues que lo consideren como una aventura:
Richard sees the role as an entrepreneurial challenge in itself. Like an upstart, he'll be tasked with using resources that he himself doesn't control, and will have to put together the pieces as he goes along.
"One of the fun things is. . . the role is yet to be designed and created. There are a lot of degrees of freedom to put the priorities where we feel they should be. I know the institution very well and can marshal the resources and people around the vision to get things done."
Otro inconveniente añadido es que, si funciona, no está claro cómo replicarlo en otros sitios: el éxito o fracaso parece depender en gran medida de la personalidad del responsable...

lunes, 2 de septiembre de 2019

Consejos de Rodrik para graduados (y para todos los científicos)

Creo que es difícil resumir mejor lo que debería ser el credo de cualquier científico. Una estupenda forma del volver al trabajo. Buen curso a todos.

  • Question the truth; but don’t give up the search for it. Be a skeptic, not a cynic. 
  • Seek wisdom; shun cleverness. It’s the first that will get you where you want to go. 
  • Learn from history and respect tradition. But use them to grow your imagination and expand the range of the feasible in the present and future. 
  • Be suspicious of conventional wisdom. By the time an idea becomes conventional wisdom, it is almost always wrong, because so many of the caveats and limitations have been shoved aside. 
  • Always ask for a second opinion. And never take what an economist says, about these or anything else, as the final word. 

viernes, 30 de agosto de 2019

Ha muerto Marty Weitzman

Antes de comenzar oficialmente el curso y el blog, una triste noticia. Hace bien poco recordaba yo sus contribuciones en el blog de Economics. Alex Tabarrok también le recuerda glosando precisamente el primer paper que leí de Weitzman. Una pena. DEP.

lunes, 29 de julio de 2019

Podcasts para el verano

Yo ya de vacaciones, pero como última entrada del blog de este curso (salvo que salga algo que merezca la pena estos días), os dejo con algunos podcasts que me han gustado de esta última temporada, por si encontráis algún rato para escucharlos en vacaciones:

- Paul Romer, entrevistado por Russ Roberts. Muy buenas sus referencias a los valores, su historia sobre el Banco Mundial...vale la pena casi todo.
- Yuval Harari, entrevistado por Chris Anderson. Aunque hay cosas de Harari que no me terminan de convencer, casi todo lo que cuenta en este podcast es muy sensato.
- Andrew McAfee, entrevistado por Chris Anderson sobre el futuro de la economía. Positivo, pero realista.


Que paséis un verano estupendo.

viernes, 26 de julio de 2019

Poor Economics, de Banerjee y Duflo

Otro de esos libros totalmente recomendables, incluso aunque se publicara hace ya 8 años.Y es que, como bien dicen los autores al final, ellos no quieren cerrar la conversación, sino abrirla:
We are very far from knowing everything we can and need to know. This book is, in a sense, just an invitation to look more closely.
Aunque está lleno de evidencia, lo que más me gusta del libro es que no tratan de blandir esta evidencia para justificar afirmaciones de amplio espectro. Más bien, escriben en libro en forma de preguntas, y preguntas además planteadas desde la perspectiva de los pobres, no de los expertos.
If we resist the kind of lazy, formulaic thinking that reduces every problem to the same set of general principles; if we listen to poor people themselves and force ourselves to understand the logic of their choices; if we accept the possibility of error and subject every idea, including the most apparently commonsensical ones, to rigorous empirical testing, then we will be able not only to construct a toolbox of effective policies but also to better understand why the poor live the way they do. Armed with this patient understanding, we can identify the poverty traps where they really are and know which tools we need to give the poor to help them out of those.
Desde esta perspectiva, el libro va repasando los distintos aspectos que ayudan a entender las motivaciones y contextos de los pobres: su alimentación, su salud, su educación, o el tamaño de sus familias. Así:

Sobre la alimentación, nos explican que, primero, los pobres no eligen su alimentación tratando de minimizar el coste y maximizar el valor nutritivo, citando un párrafo estupendo de Orwell:
The ordinary human being would sooner starve than live on brown bread and raw carrots. And the peculiar evil is this, that the less money you have the less you are inclined to spend it on wholesome food....When you are unemployed, you don't want to eat dull wholesome food. You want to eat something a little tasty. There is always some cheap pleasant thing to tempt you.
Y además, la alimentación no es lo más importante de sus vidas: hay muchos otros gastos necesarios y no necesariamente suntuarios:
We are often inclined to see the world of the poor as a land of missed opportunities and to wonder why they don't put these purchases on hold and invest in what would really make their lives better. The poor, on the other hand, may well be more skeptical about the supposed opportunities and the possibility of any radical change in their lives. They often behave as if they think that any change that is significant enough to be worth sacrificing for will simply take too long. This could explain why they focus on the here and now, on living their lives as pleasantly as possible, celebrating when occasion demands it.
Sobre la educación, su percepción es que el problema es que tratamos de imponer estándares innecesariamente altos. Y que si nos concentráramos en dar lo básico, sabiendo que cualquiera puede adquirirlo (a veces con profesores de refuerzo), y en identificar el talento, a todos les iría mucho mejor, y aprovecharíamos mejor los recursos que se dedican a esto.
there are large potential gains to be had by reorganizing the curriculum and the classrooms to allow children to learn at their own pace, and in particular to make sure the children who are lagging behind can focus on the basics...When students were assigned according to their initial level, so that the teachers could address the children's needs better, students at all levels of initial achievement did better. And the gains were persistent.
La discusión sobre el tamaño de las familias es muy interesante. Porque lo que defienden es que esto no es necesariamente la razón de la trampa de la pobreza. Según su evidencia, las familias grandes no son necesariamente peores para los niños (aunque sí quizá para las madres).
If children born into large families are less likely to receive proper education, nutrition and health care, and if poor families are more likely to be large, this creates a mechanism for the intergenerational transmission of poverty, in which poor parents beget (many) poor children.
However, there is no presumption that it is because the children have many siblings that they are poor and less educated. It could just be that poor families who choose to have many children also do not value education as much.
Researchers found no evidence that children born in smaller families are really more educated.
Pero eso no significa que no haya que hacer nada. En parte, la razón de esto es que, cuando las familias son más pequeñas, los padres deben ahorrar más para su vejez (y por tanto invierten menos en sus hijos). La solución no pasa pues por el tamaño de la familia, sino por tener redes de seguridad, algo que además ayudaría a reducir la discriminación contra las niñas:
Effective social safety nets (such as health insurance or old age pensions) or even the kind of financial development that enables people to profitably save for retirement could lead to a substantial reduction of fertility and perhaps also less discrimination against girls.
A partir de este diagnóstico, tratan de entender las actitudes y preferencias de los pobres con respecto a la gestión del riesgo, los microcréditos, el ahorro, o la iniciativa emprendedora, de nuevo con conclusiones a veces sorprendentes.

Sobre el riesgo no hay nada demasiado sorprendente. Tal como recuerdo que me contara Ramón Alonso en la carrera, los pobres (y los agricultores suelen serlo) son mucho más conservadores (por eso usábamos el criterio de Wald para decidir frente a incertidumbre). Y esto les lleva a tomar decisiones más costosas que si fueran menos aversos al riesgo, incluyendo el no asegurarse. Este es uno de los campos en los que Banerjee y Duflo creen que la intervención pública está más que justificada:
Because of the fear of bad shocks lead the poor to costly mitigation strategies, subsidizing insurance could pay for itself in terms of higher incomes for the poor....it is possible that over time, as people start to see how insurance works and the market starts to grow, the subsidy could be phased out. But even if that is not possible, given the enormous potential gains that could be achieved if the poor did not need to be the hedge-fund managers of their own lives, this seems like a great place to use public funds to promote the common good.
El análisis de los microcréditos en cambio sí es sorprendente para los que sólo conocemos la superficie del asunto, contrastando el wishful thinking de algunos con la realidad de los receptores, que viene muy determinada por su actitud frente al emprendimiento (más abajo). Igualmente interesante, y también definido por esta actitud, es la preferencia por el ahorro. Los pobres ahorran mucho menos de lo que deberían, en parte por la falta de confianza en su futuro. De nuevo, el ofrecerles un futuro mejor les ayudaría a tomar mejores decisiones a este respecto.

Y finalmente, el capítulo sobre emprendimiento es también más que recomendable, cuestionando la línea optimista de muchos filántropos. En primer lugar, porque emprender es muy difícil: aunque sus rendimientos marginales sean muy altos, es muy complicado obtener beneficios con la pequeña escala de los negocios. Y dar el salto de escala no es tan sencillo. En segundo lugar, y seguramente más interesante, porque no creen que el emprendimiento sea una aspiración, sino sólo un síntoma del fracaso de las economías en darles algo mejor.
The poor don't see becoming an entrepreneur as something to aspire to. They have a desire for stability. And in fact, stability of employment appears to be the one thing that distinguishes the middle classes from the poor.
Porque, cuando se les ofrece un empleo seguro, las cosas cambian radicalmente. Y sobre todo, cuando ese empleo seguro no viene del sector primario o de servicios, sino manufacturero (tal como siempre defiende Rodrik).

Por último, analizan el papel de las instituciones, discutiendo las distintas aproximaciones de Easterly, Collier, Sachs o Acemoglu. Y su conclusión es intermedia: creen que hay que transformar las instituciones, pero que esto se puede hacer poco a poco, con políticas bien diseñadas. Y que esto es posible incluso en los países más echados a perder.

Las lecciones que nos trasladan de todo este ejercicio: información, protección e intervención pública, cambio gradual, y gestión de expectativas.
  • First, the poor often lack critical pieces of information and believe things that are not true. However, not every information campaign is effective: it must say something that people don't already know, it must do so in an attractive and simple way, and it must come from a credible source.
  • Second, the poor bear responsibility for too many aspects of their lives. The richer you are, the more the right decisions are made for you. This means that their lives could be significantly improved by making it as easy as possible to do the right thing.
  • Third, there are good reasons that some markets are missing for the poor, or that the poor face unfavorable prices in them. In such cases, governments should step in to support the market to provide the necessary conditions, or failing that, consider providing the service themselves (even for free).
  • Fourth, poor countries are not doomed to failure because they are poor, or because they have had an unfortunate story. it is possible to improve governance and policy without changing the existing social and political structures. 
  • Finally, expectations about what people are able or unable to do all too often end up turning into self-fulfilling prophecies. Changing expectations is not easy, but it is not impossible. And the role of expectations means that success often feeds on itself. This is one more reason one should not necessarily be afraid of handing things out when needed to get a virtuous cycle started.

NOTA: En una línea similar, este podcast muestra enfoques alternativos para luchar contra la desigualdad en el mundo desarrollado.

lunes, 22 de julio de 2019

viernes, 19 de julio de 2019

El poder de los medios

Ya sé que es un poco off-topic, pero es que en medio de toda esta basura de vanidades personales que nos rodean de cara a la posible formación de un gobierno para España, me parece muy relevante la discusión sobre el papel de los medios.

Anxo Sánchez, a partir de un artículo reciente, nos muestra su poder. Si encima esto se conecta con la influencia de los partidos políticos y empresas sobre dichos medios, a través de su financiación, ya el cóctel es explosivo...y por supuesto un campo fértil para todo tipo de manipulaciones que sufrimos, claro, los mismos de siempre.

ADD: Seth Godin propone una solución.

jueves, 18 de julio de 2019

Gigerenzer y Gelman, sobre el sesgo sobre los sesgos

Desmontando (en parte) el uso (a veces irracional) de la irracionalidad como explicación de muchas cosas. Muy interesante, y con enlaces a un par de papers que hay que leer.

martes, 16 de julio de 2019

Aldert Kamp, sobre Olin y el futuro de la educación para ingenieros

Muy interesante su descripción del método educativo de Olin. Su conclusión:

Can we changing fast enough? Is the academic staff equipped and capable to transform the education as we know it? Are we ready for “Flexication” (Flexible Education)? Are universities prepared to put more emphasis on innovation, and less on fundamental research? These were just a couple of questions that were stuck in my mind during my flight home, after an intensive week overseas of colloquia at MIT, the immersion in a different educational approach at Olin College, brief meetings with industrial leaders and experts at Lockheed Martin, and a discussion in an industrial board in Dallas.

viernes, 12 de julio de 2019

La sabiduría de Hal Varian

Uno de mis ídolos desde que empecé a estudiar Microeconomía con sus libros, tan claritos, y a la vez tan rigurosos. En esta conversación con Tyler Cowen confirma mi impresión. Por ejemplo, no le gusta nada el blockchain...

jueves, 11 de julio de 2019

Los riesgos de la mission-oriented innovation

Diane Coyle está preocupada (y creo que tiene mucha razón) por algo que ya se empieza a ver en algunos entornos: la captura de las políticas "mission-oriented"  por parte de los lobbies. Y es que, como siempre cuento en clase, y nos advertía Alfred Kahn (la cita de entrada del Libro Blanco de Ignacio):
The central institutional issue of public utility regulation remains finding the best possible mix of inevitably imperfect regulation and inevitably imperfect competition.
Es decir: siempre hay que asegurarse de que el fallo del regulador (en este caso, su captura por los lobbies) no es mayor que el fallo del mercado que trata de arreglar.

Según Coyle:
The experience of the 1980s should also make those interested in science policy and industrial policy now reflect a bit before concluding that back to the pre-1987 future* is the right way forward. ‘Should the government mainly fund basic science or near-market research?’ is the wrong question. Governments of course should fund basic science, which is a classic market failure. But the policy challenge isn’t about money so much as co-ordination and facilitation – ensuring industry standards emerge fast enough and at the right level to grow new markets, enforcing competition law, using government procurement to give investors confidence there will be demand for innovations in areas such as health care or education, making sure the financial tax and regulatory system provides incentives to invest in growing tech businesses, and so on.

miércoles, 10 de julio de 2019

El realismo de Michael Liebreich sobre la nuclear

Unas cuantas verdades incómodas por parte de Michael Liebreich, respaldadas por el último New Energy Outlook (que espero resumir pronto).

Su conclusión:
My take on the nuclear debate: wind and solar alone can’t provide enough zero-carbon power to decarbonize the economy in the near term; the overwhelming priority is to keep existing nuclear plants open; when it comes to new plants, the current generation of plant designs won’t cut it on economic grounds; and for goodness sake, let’s get serious about developing SMRs and researching the generation of nuclear technologies that might even follow them.

We have serious work to do, tough choices and compromises to make. Let’s get on with it!

Parece que los franceses están pensando hacerle caso.

ADD: Relacionado, las cuentas del accidente de Chernobil en More or Less.

martes, 9 de julio de 2019

Verguenza de volar

Hace poco Gonzalo me descubrió este movimiento, que yo no conocía, y que parece que está creando impacto en Suecia, sobre todo a la vista de las opiniones reflejadas en las encuestas que se citan al final del artículo (aunque, como pasa siempre, habría que asegurarse de que la reducción en el transporte aéreo se debe a este movimiento y no a otros factores como los que se citan al final). Por otra parte, KLM parece estar animando a los pasajeros a que se lo piensen mejor, y, si no es imprescindible, no vuelen.

Todo esto, evidentemente, es algo bienvenido: el trasporte aéreo es el modo de transporte que más crece, ayudado por supuesto por los bajos precios. Y por tanto cualquier iniciativa para reducir su uso es buena (salvo que sea puro greenwashing, claro). Pero yo no creo que  baste lo de la verguenza a volar, o los recordatorios para pensárselo mejor. Hace falta también incluir bien todos los costes de esta actividad, para que, por un lado, se incentive el uso de otros combustibles, pero también se reduzca la actividad (hay que recordar que el impacto de la aviación sobre el clima no se debe sólo a su uso de combustibles fósiles, sino también a las estelas de los aviones).

ADD: Un tiempo después, y a propósito de la negativa de Greta Thunberg a volar, Tyler Cowen opina sobre el asunto.

viernes, 5 de julio de 2019

Opiniones encontradas sobre la micromovilidad

Esto es, patinetes y bicicletas eléctricas. En Wired pintan un panorama totalmente positivo acerca del futuro de este modo de transporte (eso sí, siempre que haya carriles específicos). ¿La razón, según ellos? Que es la mejor manera de reducir la contaminación. Pero aquí no lo tienen tan claro, en el caso de los patinetes, por su corta vida. Otro ejemplo de que, para de verdad tener éxito en la transición, hay que entender bien la economía circular en su fundamento.

jueves, 4 de julio de 2019

La contribución de la IA a la lucha contra el cambio climático

Un nuevo informe, reseñado por MIT TR, acerca de cómo la inteligencia artificial puede ayudarnos en la transición energética. En mi opinión, algo optimista de más. Por ejemplo, por citar algo de lo que sé algo más:

- La predicción del consumo eléctrico ya es muy buena, y si no, que se lo pregunten a REE. Claramente la IA puede ayudar, pero esto ya se lleva haciendo mucho tiempo.
- Otras, en cambio, pueden avanzar mucho gracias a la IA, pero no siempre en la dirección correcta (por ejemplo, mejorar el vehículo autónomo no tiene por qué reducir la huella del transporte; o predecir mejor el comportamiento de los consumidores puede llevar a más consumo, no a menos).

Curioso, pero ya. Mucho más interesante esta iniciativa que glosa Bill Gates.

martes, 2 de julio de 2019

Madrid Central y su impacto sobre las emisiones

Todavía a medio gas con el blog, pero este no he podido evitarlo. Hace unos días decía que es importante evaluar con cuidado el efecto de las medidas como Madrid Central, y no dejarse llevar por el ruido de estos días ni por la politización absurda de estas cuestiones. También, en ese misma entrada, defendía claramente los beneficios de Madrid Central (y por tanto no comparto la necesidad de la moratoria, que me parece puramente electoralista), así que espero que esta entrada se entienda en ese contexto.

El caso es que Greenpeace acaba de publicar un estudio en el que defiende que Madrid Central ha supuesto realmente una bajada de emisiones. Y lo siento, pero creo que esto no ayuda mucho si de verdad queremos contribuir a un debate riguroso para lograr una ciudad más limpia y más amable. Primero, porque los beneficios de Madrid Central van mucho más allá de la posible bajada de emisiones, y por tanto centrar el debate solamente ahí puede confundir más que otra cosa. Y segundo, porque cuando yo me leo el estudio, no soy capaz de sacar conclusiones tan fuertes como las que sacan ellos (lo cual contribuye a lo anterior, dando argumentos a los que están en contra).

- Primero, su evaluación de los factores climatológicos es únicamente cualitativa. Y además se usa de forma poco rigurosa: Primero se dice que hemos tenido un año muy malo, con lo que la mejora ha sido por Madrid Central... pero al final se dice que el aumento de emisiones en el primer trimestre ha sido por la climatología...
- Segundo, despachan la contribución de los distintos sectores emisores con un "En este período de tiempo no se ha observado ningún cambio de patrón relevante que haya afectado a este reparto, el cual se ha mantenido estable en los últimos años con leves variaciones." No muy riguroso, la verdad. ¿No puede ser que haya sido un año más cálido o más fresco y haya cambiado el uso de las calefacciones?
- Para las emisiones del tráfico toman un estudio de la UPM que afirma que las emisiones han bajado. Pero, si no lo entiendo mal, esto lo hacen a partir de un estudio de parque circulante, en el que asignan cero emisiones de NOx a las etiquetas ECO (algo totalmente erróneo). 
- En cuanto a la evolución del tráfico, de nuevo, no sabemos si se ha debido a Madrid Central o a otros factores. Por ejemplo, me parece curioso que el tráfico en Madrid Central, tras la gran bajada inicial, vaya aumentando (o reduciendo la bajada) poco a poco...Sobre todo, si como bien muestran en el estudio, se sitúa en un contexto de bajada continua en los últimos 10 años, o de aumento del transporte público (curiosamente desde 2015, sin haber dado tiempo al nuevo gobierno municipal de entonces a activar sus políticas...).
- Lo mismo pasa con la comparación con las zonas metropolitanas: sí, algunos elementos cualitativos parecen indicar cierta contribución positiva de Madrid Central...pero como bien dicen en el estudio,  las masas de contaminantes se desplazan, y las estaciones no siempre registran los contaminantes emitidos cerca de ellas. O, quizá es que estemos desplazando tráfico a la corona (algo que al principio se decía que no estaba pasando...). De nuevo, hace falta más análisis aquí.

Así que creo que no, que por ahora no se puede decir que "Madrid Central ha contribuido a mejorar la calidad del aire y que sus efectos sobre la región se han visto amortiguados por el aumento de emisiones en la corona metropolitana". Creo que se puede decir que las emisiones han bajado, y que puede ser que Madrid Central tenga algo que ver. Pero no sabemos cuánto, ni cómo. Y por tanto, no sabemos si Madrid Central ha sido bueno para ello o no. 

Creo que hubiera sido mejor hacer un análisis más sosegado y riguroso, para poder tener más fuerza y credibilidad en la defensa de Madrid Central. Sobre todo porque, como decía antes, no hace falta necesariamente entrar en estos argumentos para justificar los beneficios de Madrid Central, que van mucho más allá de la contaminación...

ADD: En NadaesGratis publican un resumen de un estudio algo más sofisticado, en el que, controlando las condiciones atmosféricas,  se observa una reducción de emisiones en todas las estaciones. Aunque esto no resuelve mi duda fundamental, y es si esto se debe a Madrid Central o no. Porque no es sólo la meteorología: también los vehículos mejoran su tecnología y reducen sus emisiones, y los usuarios pueden cambiar sus patrones de comportamiento a más largo plazo, como muestran algunas de las series descendentes de contaminación que citaba antes.

jueves, 27 de junio de 2019

La transición ecológica necesita buenos indicadores (y el PIB no lo es)

Quiero comenzar pidiendo disculpas por estos días de ausencia del blog (que quizá continúen). Varios viajes, una mudanza de casa, y algún lío más me han impedido escribir con la regularidad habitual. A ver si en unos días consigo normalizarlo.

Pero mientras, aquí os dejo con mi entrada de esta semana en el blog de Economics.

jueves, 13 de junio de 2019

El efecto Osborne en los vehículos

Un artículo curioso que me manda Checa. Que, aunque tiene alguna cosa bastante cuestionable, sí plantea una situación no necesariamente descabellada, y que llevaría a un desplome de la venta de coches (con sus consecuencias sobre la industria automovilística, una gran fuente de empleo en España por ejemplo). Realmente podríamos decir que estamos comenzando a ver algo así con lo de la prohibición de coches diesel o de combustión en general en 2040, que ya está dando lugar (algo irracionalmente, en mi opinión) a una bajada de ventas de los diesel...

El autor concluye con algo también cuestionable: que lo que hace falta para evitar la debacle es un Green New Deal...o, dicho de otra forma, subsidios masivos para comprar vehículos eléctricos cuando aún no sean competitivos...la cuestión, claro, es cómo se financia esto, y qué implicaciones tiene (por ejemplo, el que los subsidios puedan ir sobre todo a los más ricos que son los que cambiarán antes de coche).

En cualquier caso, me encantaría ver la magnitud de este efecto en otras industrias, para ver si realmente su predicción de debacle está soportada por los datos (y por tanto es imprescindible la intervención pública). Porque cuando leo la entrada de Wikipedia sobre el efecto Osborne a la que apunta el autor no veo tanta certidumbre y sí algo de mito...una cosa es un elemento de ocio como una consola de juegos y otra una herramienta como un coche. Además, hay que tener en cuenta que, a pesar de lo que dice el autor (y de lo que ataca de otros analistas) creo que lo más razonable es pensar que la curva S de penetración tecnológica estará limitada por modos de transporte. Sí veo una curva así para modo urbano, pero seguramente la de interurbano vaya más lenta, y ayude a la industria a amortiguar. Seguramente todo sea mucho más gradual, como apuntan muchos. Pero en todo caso no es un mal tema para investigar.


martes, 11 de junio de 2019

Más evidencia de que los millennials no van a arreglar el transporte

Hace unos días Lucas Davis nos mostraba unas cuantas evidencias, ahora Knittel y Murphy confirman que esta generación no usa menos el coche por preferencia, sino por otras razones (que pueden cambiar, como la economía):

Anecdotes that Millennials fundamentally differ from prior generations are numerous in the popular press. One claim is that Millennials, happy to rely on public transit or ride-hailing, are less likely to own vehicles and travel less in personal vehicles than previous generations. However, in this discussion it is unclear whether these perceived differences are driven by changes in preferences or the impact of forces beyond the control of Millennials, such as the Great Recession. We empirically test whether Millennials' vehicle ownership and use preferences differ from those of previous generations using data from the US National Household Travel Survey, Census, and American Community Survey. We estimate both regression and nearest-neighbor matching models to control for the confounding effect of demographic and macroeconomic variables. We find little difference in preferences for vehicle ownership between Millennials and prior generations once we control for confounding variables. In contrast to the anecdotes, we find higher usage in terms of vehicle miles traveled (VMT) compared to Baby Boomers. Next we test whether Millennials are altering endogenous life choices that may, themselves, affect vehicles ownership and use. We find that Millennials are more likely to live in urban settings and less likely to marry by age 35, but tend to have larger families, controlling for age. On net, these other choices have a small effect on vehicle ownership, reducing the number of vehicles per household by less than one percent.

Gracias a Tyler Cowen por la pista.

viernes, 7 de junio de 2019

Impuestos vs Mercados de emisión

Rob Stavins resume un nuevo paper en el que compara impuestos vs mercados de emisión para reducir las emisiones de CO2. Y, sin que en absoluto me afecte el sesgo de confirmación :), diré que sus conclusiones son muy parecidas a las mías. Para él, lo importante son los elementos de diseño, y la viabilidad política, y todo esto en un contexto second-best. Eso sí, vale la pena leer el paper porque mira las cosas en mucho más detalle, incluyendo por ejemplo evidencia de que la regla de Weitzman no siempre es válida...Cuando me lo lea despacio escribiré una entrada más larga en el blog de Economics.

En todo caso, ya tengo una nueva lectura obligatoria para mi curso de regulación ambiental...

jueves, 6 de junio de 2019

El impuesto de sucesiones y la heredabilidad de la riqueza

Hace unos días Antonia Díaz y Luis Puig explicaban las razones en términos de eficiencia para gravar o no las herencias (en dos partes). Mi conclusión tras la lectura es que, en términos de imposición óptima no está nada claro si gravar o no. Otra cuestión es desde el punto de vista de la justicia: en principio, este impuesto serviría para corregir las desigualdades con las que partimos por el mero hecho de haber nacido en una familia o en otra. Por ejemplo, desde el velo de la ignorancia rawlsiano se justificaría, creo yo, un impuesto muy elevado, que pusiera en igualdad de condiciones a todos al nacer, al menos desde el punto de vista de la riqueza adquirida. Otra cosa, claro, es el efecto, seguramente muy negativo, que eso pudiera tener en la generación de rentas altruista...

Pero para poder justificar la aproximación rawlsiana habría que tener claro que, realmente, el nacer en una familia más o menos rica determina nuestros ingresos futuros en una cuantía suficiente como para preocuparse. Y a este respecto es muy curioso este artículo que nos señala Tyler Cowen, en el que analizan parejas de gemelos y concluyen (con numerosos caveats, eso sí) que (al menos en Finlandia), lo importante es la genética (como decía Koch en el libro de Horgan, "the biggest trick in life is to choose your parents well"), y que los factores como la renta de la familia (que comparten los hermanos) no indican demasiado, al menos en la mayoría de los escalones de renta. A este respecto, señalan que otras investigaciones muestran que la riqueza adquirida es importante sólo en los niveles extremos de renta.

Por supuesto, la genética también se hereda: por tanto, sigue siendo importante nacer en una familia o en otra....pero parece, según lo que dicen, que la riqueza previa de la familia no explica tanto, y por tanto no sería tan importante gravar la herencia. Curiosamente, tampoco encuentran grandes efectos de la educación: puede ser porque la educación finlandesa sea muy igualitaria, o porque los hermanos disfruten siempre de la misma educación (y por tanto no se puede encontrar diferencia ahí). En todo caso, el trabajo de Chetty parece indicar algo muy distinto con carácter general.

Interesante, en todo caso, y pertinente para los debates actuales en los gobiernos autonómicos...

martes, 4 de junio de 2019

¿Cuánta eficiencia energética es la óptima? No la máxima.

Sigo con un debate que tenemos en España y que se replica en USA. En alguna ocasión he defendido que la cantidad de eficiencia energética que debemos lograr (y por ello incentivar) no es la máxima, sino la óptima, es decir, la que resulta en el máximo beneficio social (incluyendo por supuesto cuestiones no solo monetarias). Igual que el objetivo no debe ser necesariamente eliminar totalmente la contaminación, porque esto tiene un coste que debe compararse con el beneficio social de hacerlo.

Esto se traslada muy directamente a la discusión sobre cómo deben estructurarse las tarifas energéticas. Yo siempre he defendido, siguiendo a Ignacio, que la tarifa se debe calcular en función de sus costes subyacentes (incluidos por supuesto los ambientales o de otro tipo). Y si los costes son fijos, habrá que trasladarlos a un término fijo, y si son variables, a un coste variable. Así los consumidores, idealmente (algo que no siempre sucede), responderán a estas señales optimizando tanto su término fijo como su término variable.

En cambio, hay gente que defiende que, si hacemos esto, y al menos comparando con la situación actual, el coste variable bajará (en un contexto en el que el sistema cada vez tendrá más coste fijo), y por tanto la gente ahorrará menos energía. Mi argumento en este punto es que, precisamente, la gente ahorrará en potencia (que es la que da origen al coste fijo) y no en energía (que tiene un coste muy pequeño, también en términos ambientales, si es renovable). Y eso puede ser precisamente lo óptimo, porque, como siempre, nada es gratis, y el dinero que gastamos en una cosa (por ejemplo, en más eficiencia de la óptima) es dinero que no gastamos en otra, quizá con mayor beneficio social.

En todo caso, y a lo que iba: Jim Bushnell explica todo esto mejor que yo.


viernes, 31 de mayo de 2019

Cambios en la forma de impartir economía en Harvard?

Dylan Matthews nos cuenta con gran entusiasmo cómo opina él que se va a transformar la enseñanza de la economía en Harvard. A mí por supuesto me parece muy bien innovar, y probar con otras formas de enseñar economía. Sobre todo, si huyen un poco de la ortodoxia neoclásica excesivamente limitada. Y si enseñan a cuestionar críticamente las grandes teorías, y a poner en valor el análisis empírico que es necesario para demostrarlas.

Pero, sinceramente, no me convence el enfoque exclusivamente basado en la aproximación empírica. Primero, porque se trata de aprender economía, no econometría o estadística. Segundo, porque los datos son flexibles, y muchas veces sólo muestran lo que el autor quiere (aunque con Raj Chetty creo que puede haber confianza, como bien se dice en el artículo, no necesariamente con otros). No creo que haga falta recordar que el conocimiento no es neutro...ni los datos tampoco. Tercero, porque el enfoque inductivo, que en el fondo es el que parece querer promoverse, requiere una cierta base para poder construir un edificio sólido a partir de él.

Así, yo estoy más de acuerdo con Russ Roberts, al que Matthews deja regular (un error, en mi opinión, porque Roberts es de los tipos más listos y sensatos que hay por ahí, como es fácil de ver si uno escucha su podcast, o mejor aún, esta conversación con Tyler). Ni siquiera Tyler Cowen, si se lee bien, es tan favorable como nos quiere hacer entender Matthews, más allá de por la experimentación. Creo que es una aproximación mucho mejor, como ya he dicho alguna vez, la de CORE: un edificio teórico, pero suficientemente flexible y crítico como para acomodar la realidad y no la fantasía del "homo economicus" y de los mercados por encima de todo.

Este Econ1152 no es un sustituto de Econ10. Es, como se indica en el artículo, un conocimiento adicional: enseña a los alumnos las herramientas disponibles para analizar los datos. Aunque ni siquiera serán capaces de utilizarlas al nivel de sofisticación requerido por los estudios de Chetty, Krueger, o Angrist. Es un curso de econometría aplicada (y seguramente básica). Claramente, no es la respuesta a los problemas de Econ10.

ADD: Mankiw se defiende (de cierta manera).

ADD2: Muy relacionado con esto, Russ Roberts (citado antes) entrevista a Mary Hirschfield sobre un elemento fundamental para algunos (aunque, en mi opinión, no sólo no necesario, sino contraproducente) como es lo de las "necesidades ilimitadas" de la definición de economía.  Lo crítico para que exista un problema económico es la escasez de los recursos, que es la que genera que siempre haya coste de oportunidad. Y esto siempre existe, incluso en el caso de Hirschfield, que parece argumentar que ella ya tiene la vida resuelta y por tanto no tiene conflictos. Claro que los tiene, porque el tiempo sí está limitado (al menos por ahora).

jueves, 30 de mayo de 2019

Cómo se abarató la energía solar

Un nuevo libro de Greg Nemet que promete ser muy, muy interesante. No sólo por la historia que cuenta (y que resume en la web), sino por las lecciones que se pueden aprender para otras tecnologías. Greg nos visitó en 2016 y demostró que además es un tipo muy majo.

martes, 28 de mayo de 2019

¿Y si convertimos el metano en CO2?

Esto es lo que proponen estos investigadores...y la cosa tiene su gracia: la reacción es positiva en términos energéticos, y también reduce el calentamiento (porque, aunque se produce más CO2, reducimos forzamiento radiativo).

lunes, 27 de mayo de 2019

¿Existe la libre voluntad?¿Y la razón humana?

Un tema apasionante en mi opinión, y al fin y al cabo, en la base de la teoría de la decisión. ¿Tenemos libre voluntad, o estamos programados directa o indirectamente (como defiende Harari por ejemplo)? En esta entrevista Christian List ofrece algunas respuestas defendiendo la libre voluntad...aunque a mí no me parecen particularmente convincentes. Habrá que seguir buscando...porque mi lado científico me lleva más a pensar que los deterministas parecen tener las de ganar...pero mi lado humanista se entristece y busca algún hueco...entre otras cosas para que tenga sentido seguir trabajando en teoría de la decisión :).

Relacionado, este otro artículo sobre qué es la razón, también interesante. Y también este libro, que estoy comenzando ahora, y que tiene bastante buena pinta.

ADD: Muy interesantes como siempre los comentarios de Vintage Rocker, que tienen mucho más valor que la entrada original.

ADD II: Ya terminé el libro de Horgan, y la verdad es que es una lectura muy amena, e interesante. Creo que refleja bien la diversidad de un campo como este, y la dificultad intrínseca de llegar a alguna conclusión más sólida. Además, por supuesto, del valor humano de las historias personales en las que basa el libro. Eso sí, no estoy demasiado de acuerdo con él en su conclusión. En mi modesta opinión, concluir que la dificultad de llegar a descubrir cómo funcionamos es insuperable, y que eso lleva a que cada cual puede pensar lo que le dé la gana creo que es bastante poco científico, la verdad. El que algo sea tan difícil de entender no quiere decir que existan verdades múltiples: lo más probable es que haya sólo una verdad (aunque quizá con distintas formas de explicarla), al menos en este universo, otra cosa es que no seamos capaces de alcanzarla. Si hubieramos aplicado esa misma regla a muchos otros avances científicos mal nos hubiera ido...y de hecho mal nos va, como con la gente que prefiere creer en chamanes que en soluciones probadas para curar la diarrea (como nos cuentan Banerjee y Duflo en Poor Economics).

Por supuesto, mientras que no encontramos la respuesta correcta, cada cual puede creer la historia que le parezca más apropiada, y seguirla siempre que no haga daño a los demás...pero eso no puede ser nunca ni el fin de este proceso ni algo que nos deje tranquilos.

viernes, 24 de mayo de 2019

The book of humans, de Adam Rutherford

Adam Rutherford es el co-host de un buen podcast de la BBC (junto con Hannah Fry), así que, cuando vi que había publicado un libro sobre un tema interesante como es lo que nos hace humanos, lo pedí.

Desgraciadamente, el libro me ha decepcionado bastante. No es que la lectura sea del todo desagradable: el tipo es divertido, y aunque no cuenta nada nuevo, lo hace de una forma amena. Básicamente nos cuenta, a través de distintos casos o experimentos, cómo compartimos algunos elementos de nuestra naturaleza (fundamentalmente el uso de herramientas y el sexo) con otras especies animales; y sobre cómo el lenguaje es lo que nos hace diferentes. Pero tiene, para mi gusto, dos grandes problemas:

El primero es que el libro no tiene mucha lógica interna, ni estructura. Y eso a mí he de reconocer que no me gusta nada. Rutherford salta de un párrafo a otro, de una anécdota a otra, sin mucha conexión, sin conectar las cosas. No hay forma de saber dónde va y qué es lo que quiere contarnos.

Y esto tiene que ver con el segundo problema: Más allá de contarnos estas historias divertidas, pierde una gran oportunidad, como es la de formular alguna hipótesis interesante, de ir más allá y conectar todo esto. Su análisis crítico se limita a decir que no podemos ir más allá de lo que nos dicen los experimentos. Pero esto es precisamente lo que haría un libro así interesante para mí, el ir algo más allá y plantear una teoría sobre lo que nos hace verdaderamente humanos, sobre lo que nos diferencia y lo que no, y si es una cuestión de grados o si es una cuestión absoluta. Todo lo contrario de lo que hace Godfrey-Smith, por ejemplo.

Resumen: si quieres leer historias divertidas sobre el mundo animal, adelante. Si buscas algo más, nada recomendable.

jueves, 23 de mayo de 2019

Manifiesto por la sostenibilidad: Queremos

Un manifiesto por la sostenibilidad, la economía baja en carbono y circular, que hemos firmado algunos a iniciativa de Ecodes. Aunque siempre se pueden matizar algunas cosas y ampliar otras (como el papel de las empresas), creo que es difícil estar en desacuerdo:

Queremos una sociedad comprometida con la sostenibilidad que aborde de forma colectiva, ambiciosa y eficiente los retos inmediatos de transitar hacia una economía baja en carbono y circular.

Queremos Administraciones Públicas (Supranacionales, Nacionales, Comunidades Autónomas y Municipios) líderes en la fijación de objetivos medioambientales, facilitadoras con el ejercicio de su poder normativo, y ejemplarizantes, practicando ellas mismas las normas que aprueban.

Queremos Administraciones Públicas que gestionen bien los recursos propios, principalmente su capital humano, eficientes en la aprobación y ejecución en plazo de los presupuestos y de las leyes, sin dilaciones electoralistas.

Queremos Administraciones Públicas innovadoras y creativas en el desarrollo de mecanismos que coordinen y motiven a las empresas españolas hacia un modelo de negocio alineado con los estándares de la economía baja en carbono y circular.

Queremos Administraciones Públicas abiertas a la cooperación con la sociedad civil, que interioricen y practiquen las directrices del Objetivo de Desarrollo Sostenible 17,que vincula la consecución del resto de Objetivos a la colaboración coordinada de todas las instituciones y entidades

Queremos Administraciones Públicas diligentes en los tramitación de leyes y reglamentos, sanciones, permisos y licencias, sensible a los daños que ocasionan los retrasos y las disfunciones administrativas.

Queremos una Ciudadanía que interiorice los valores de la sostenibilidad y los incorpore a las decisiones de compra, consumo, trabajo e inversión.

Queremos una Comunidad Científica independiente que priorice la sostenibilidad entre sus temas de investigación y difunda los resultados con pedagogía.

Queremos unas ONGs informadas e informantes de las posibilidades de elección que presenta una sociedad en tránsito, y de los costes y beneficios de las diferentes alternativas que se plantean. Coherentes en la crítica social y en la autocrítica a sus propias actuaciones.

Queremos Medios de Comunicación que promuevan y encaucen debates constructivos sobre el cambio económico, social y medioambiental que plantea el tránsito hacia la economía baja en carbono y circular.

Que difundan las buenas prácticas y, en suma, generen esperanza en el cambio.

Los abajo firmantes, personas vinculadas al mundo de las empresas que ponen en el mercado bienes y servicios más sostenibles, rubricamos este documento a título personal, y queremos también que las empresas interioricen los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y el Acuerdo de París como una tarea propia.

martes, 21 de mayo de 2019

lunes, 20 de mayo de 2019

Mercados y cambio climático

- Parece que los mercados de derivados climáticos se creen los escenarios de cambio climático (no los extremos, claro). Esto también aporta un elemento muy importante para no tener que discutir con algunos escépticos pesados: a partir de ahora, basta con decirles que, si no se creen el cambio climático, sólo tienen que invertir en estos mercados y forrarse!
- Y aquí proponen usar los aranceles como herramienta de presión contra los países que no hacen suficiente contra el cambio climático. Aunque no lo veo muy viable políticamente, porque, tal como bien se dice en el artículo, los aranceles también crean daños en los países que los imponen...

viernes, 17 de mayo de 2019

Sobre pulpos: Other Minds y The Soul of an Octopus

Las pasadas vacaciones leí dos libros sobre pulpos: Other minds, de Peter Godfrey-Smith, y The soul of an octopus, de Sy Montgomery. Son dos libros muy distintos, pero recomendables ambos (aunque a mí me ha gustado más el primero, como explico a continuación).

Other Minds es una mezcla de la vivencia personal de Godfrey-Smith en su contacto con los pulpos y las sepias, y, lo que lo hace fascinante en mi opinión, su descripción de cómo ha evolucionado la inteligencia y sus reflexiones filosóficas sobre la mente de los pulpos, su evolución, e indirectamente, sobre sus diferencias y similitudes con la mente humana. Godfrey-Smith nos explica estupendamente cómo ha evolucionado la vida, y en particular, los sistemas nerviosos y la percepción, haciendo hincapié en el desarrollo de los cefalópodos; para pasar luego a discutir cómo entender la experiencia y la conciencia. Interesantísima su discusión sobre la vista, o sobre la duración de la vida.

Como buena reflexión que es, plantea muchas más preguntas que respuestas, pero eso es precisamente, creo yo, lo que lo hace muy recomendable. Desde luego dan ganas de leer más cosas suyas.

The soul of an octopus en cambio, es mucho más vivencia personal de la autora, lo que hace la lectura más ligera, y menos trascendente quizás, en el sentido de que plantea menos cuestiones acerca de la mente de los pulpos y de su conexión con la nuestra. Mucho más novela que ensayo, aunque sea no-ficción. Pero como está bien escrito, y además situado fundamentalmente en el New England Acquarium de Boston, algo que me trae muy buenos recuerdos, también lo recomiendo.

jueves, 16 de mayo de 2019

martes, 14 de mayo de 2019

La gasolinera en el aire acondicionado

Un invento curioso. Aunque David Keith no confía tanto en él por las economías de escala, la clave es el coste marginal real, que podría ser muy pequeño.

lunes, 13 de mayo de 2019

¿Puede la moda ser ética?

Hace ya muchos años, al comienzo de este blog, hablaba sobre los problemas de la sostenibilidad de la moda. Por definición, la moda, descartable y cada vez más efímera, es todo lo contrario de la sostenibilidad, por mucho que nos quieran vender motos. Por mucho que la ropa sea orgánica o se recicle, o la compremos en bancos de ropa, si el objetivo es vender más ropa y más barata, mal vamos. A esa misma conclusión llega un informe reciente, mucho más sesudo. La clave es la insostenibilidad inherente al modelo de negocio. Algunos cambios, con políticas más estrictas, pueden ayudar. Pero la única receta efectiva, en mi opinión, es comprar menos ropa, y hacer que la que tenemos dure más.

viernes, 10 de mayo de 2019

The Entrepreneurial State, de Mazzucato

Tenía pendiente leer este libro desde que me lo descubrió Adela, ya en el 2013-14…pero aún así, he de decir que su mensaje central no ha perdido en absoluto actualidad. Y buena prueba es el nuevo prólogo escrito en 2018, que sitúa muy bien la discusión y su relevancia en el contexto actual. Y aunque el libro realmente está escrito fundamentalmente como reacción a las políticas miopes de EEUU y UK (tratando de desmontar unos cuantos mitos, cosa que hace bastante bien con alguna excepción), creo que también es enormemente pertinente para la situación española actual, en la que es imprescindible dar un impulso a la innovación empresarial e industrial, si realmente queremos aprovechar las oportunidades que la descarbonización y la transición energética pueden ofrecer. Y en este sentido, tanto el prólogo como la introducción son declaraciones políticas muy potentes, que ojalá leyeran o hayan leído los miembros del nuevo gobierno, y los altos cargos de la administración. Porque la innovación es absolutamente central si queremos un crecimiento justo:
It is not a coincidence that the weakest countries in the Eurozone are precisely those that have low spending in areas that seem costly today, but which bring growth in the future: areas like R&D and human capital formation.
While progressive redistributional policies are fundamental to ensuring tha tthe results of economic growth are fair, they do not in themselves cause growth. Inequality can hurt growth but equality does not alone foster it. What has been missing from much of the Keynesian left is a growth agenda which creates and simultaneously redistributes the riches. Bringing together the lessons of Keynes and Schumpeter can help make this happen.
Porque, y esto es muy importante, lo que propone fundamentalmente Mazzucato no es sólo que el Estado juegue un papel más relevante en el estímulo de la innovación (que también), sino que además empiece a hacer las cosas de otra forma, asumiendo más riesgos, pero también capitalizando mejor los éxitos. En ese sentido, es un gusto encontrar gente que, como Rodrik, no se deja llevar tanto por la ideología de más o menos Estado, sino que sabe que la virtud está en el punto medio, y en combinar la iniciativa pública y privada de forma inteligente:
What matters is not (so much) the aggregate size of the public sector, but what it is spending (investing) on.
Y aclara algunas ideas de Keynes a este respecto:
Public policies should focus on the specific role the public sector plays, within and between sectors and institutions, in order to allow things to happen that otherwise would hot have e.g. do R&D tax credits make R&D happen that would otherwise not have?
Es decir, no se trata de dar más dinero a las empresas para que innoven, porque a lo mejor lo iban a hacer igual, o no lo hacen realmente (y me sé unos cuantos casos de estos…), sino de crear innovación adicional, y preferiblemente, disruptiva. Esto, evidentemente, requiere otro perfil menos burocrático y más emprendedor en la Administración, algo que Mazzucato plantea bastante claramente (curiosamente, algo por lo que crucificaron hace poco a Luis Garicano en algunos medios que yo supondría próximos a las ideas de Mazzucato, aunque quizá es que no se las han leído…).

También, por supuesto, requiere más evaluación de las políticas públicas, otra de las asignaturas pendientes:
Had the State better understood how its own investments have led to the emergence of the most successful new companies, like Google, Apple, or Compaq, it would perhaps mount a stronger defence against such arguments.
En todo caso, y pasando a la parte más constructiva, ¿qué es lo que propone Mazzucato, de forma resumida (y con lo que estoy totalmente de acuerdo)?:
  • Primero, que el Estado arriesgue más en innovación. Que invierta de forma inteligente. Ella lo llama ser emprendedor (aunque yo no estoy tan de acuerdo, como comentaré después). Es decir, que apueste más por ideas disruptivas, que proporcione esa financiación paciente que no está disponible en el ámbito privado. Por supuesto, sabiendo que algunas apuestas saldrán mal. La referencia clara aquí es DARPA, o en el ámbito de la energía, ARPA-E. Sobre esto comento más a continuación.
  • Segundo, que, para hacer esta estrategia de inversión sostenible, el Estado comparta los beneficios cuando las apuestas salen bien, y no sólo en términos de crecimiento económico general.
Vamos a desarrollar estas dos ideas un poco más. Sobre la primera, y comenzando por lo básico:
  • La innovación y el conocimiento son bienes públicos, y por tanto difícilmente el sector privado va a ofrecer la cantidad correcta en un mercado con externalidades (spillovers). Y además, la innovación genera crecimiento (sorprendentemente no menciona a Romer, algo que no consigo entender). Si a eso le unimos el problema de coordinación de Rodrik (al que, también sorprendentemente, cita mucho menos de lo que debería), básicamente, la falta de información y comunicación entre agentes, vemos que esto va más allá de simplemente corregir fallos de mercado parciales, son fallos sistémicos los que hay que corregir. Ella, por cierto, dice que esto es más que corregir fallos de mercado….yo creo que siguen siendo fallos de mercado, pero masivos y que afectan a muchos mercados a la vez.
  • Para poder arreglar esto, el Estado es en teoría el mejor capacitado, porque ningún agente privado tiene o la información o los incentivos adecuados. Aunque, y a pesar de que ella dice que les damos demasiada importancia, también hay que recordar que también el Estado tiene fallos. Yo no me preocupo en teoría de quién los tiene más grandes :), sino del resultado en la práctica. Y para eso, lo fundamental es la evidencia de cómo funcionan mejor las cosas, la experimentación y la evaluación constante.
  • Una alternativa al Estado sería el tercer sector, aunque esto plantea muchos problemas de legitimidad democrática, creo yo.
  • En todo caso, lo que sí es indiscutible es que el Estado tiene que jugar un papel, idealmente primero tratando de corregir sus propios fallos (y para esto es importante mirar a la estructura de la Administración), y después haciendo dos cosas:
    • creando instituciones que fomenten la toma de riesgos (la parte sobre systems of innovation es muy interesante a este respecto)
    • diseñando una estrategia de innovación, basada en fortalezas de cada país, “mission oriented” incluso en algunos casos “eligiendo ganadores”. Esto lo discuto más adelante, porque el mission-oriented hay que definirlo bien (en términos de fines, y no de medios)
    • financiando pacientemente la innovación, algo que ningún agente privado va a hacer igual de bien en ninguna circunstancia. Aquí Mazzucato propone que sean los bancos públicos de inversión, que en algunos casos es cierto que han jugado un papel muy relevante. -(esto es de mi cosecha) asegurándose de que los que reciben la financiación la van a aprovechar bien (y aquí no importa tanto el resultado, sino el talento). Porque, de nuevo, no se trata tanto de poner más o menos dinero encima de la mesa (que también), sino de asegurar que el dinero se emplea bien, tanto por las empresas como por los centros de investigación.
    • y fiscalizando bien el uso del dinero público y de sus resultados
      It is important that tax money is traceable in its promotion of technologies and generation of returns. Success makes support for another round of risky investments more likely, and creates better visibility for the positive role that government can play in fostering innovation.
  • En resumen:
What we have instead is a case for targeted, proactive, entrepreneurial State, one able to take risks and create a highly networked system of actors that harness the best of the private sector for the national good over a medium-to long-term time horizon.It is a State acting as lead investor and catalyst which sparks the network to act and spread knowledge. The State can and does act as creator, not just facilitator, of the knowledge economy.
Sobre la segunda idea, la clave son dos preguntas que plantea: ¿Es justo que la NSF americana no haya sacado nada en limpio después de financiar el proyecto que dio origen al algoritmo de Google?¿Es sostenible un sistema de innovación sin un sistema de recompensas?
  • A la segunda parte, está claro que no. A la primera, la clave es definir “sacar algo en limpio”. ¿Es que Google debiera pagar una parte de sus beneficios al Estado por haberle financiado la idea original? Yo creo que no, y me explico:
    • En investigación básica, creo que el resultado debería ser conocimiento público. Porque no tenemos ni idea de si eso va a servir para algo o no. Así que el beneficio para el Estado, como bien público que es, debería ser la publicación lo más abierta posible de la idea.
    • En investigación más aplicada, y patentable, el Estado claramente y justamente podría exigir una parte de la patente, y por tanto, de los ingresos por licencias. Eso además ayudaría a gestionar bien las patentes en un contexto de bien público y a no convertirlas en una barrera de entrada innecesaria. En este sentido, la idea que menciona de Burlaqui es muy interesante: asegurarse de que la patente se usa de forma responsable y que maximiza el bienestar.
    • Finalmente, cuando lo que se financia es una empresa, claramente el Estado podría o bien exigir el retorno a su participación en el capital (en el que podría entrar) o plantear un retorno de la financiación en función de la renta obtenida por la empresa (income-contigent loans)
  • Lo que está claro es que el recuperar algo de la inversión, cuando sale bien, es fundamental, tanto en términos de eficiencia como de equidad:
As a general set of propositions of the risk-reward nexus, when the appropriation of rewards outstrips the bearing of risk in the innovation process, the result is inequity; when the extent of inequity disrupts investment in the innovation process, the result is instability; and when the extent of instability increases the uncertainty of the innovation process, the result is a slowdown or even decline in economic growth. A major challenge is to put in place institutions to regulate the risk-reward nexus so that it supports equitable and stable economic growth.
Creo que estas dos ideas las defiende en general convincentemente. Y tanto el prólogo, la introducción, y los capítulos 2, 4 (en parte) y 9 son muy buenos. Pero como no podía ser de otra forma :), también algunas cosas en las que no estoy de acuerdo con Mazzucato, y algunos capítulos que creo que no vale la pena leer:
  • Mi primer problema está en el título: dice que el Estado debe ser emprendedor. Y creo que ahí tenemos un problema semántico. Para mí emprendedor es el que desarrolla una empresa para crear valor. Y el Estado no tiene por qué crear empresas. Eso sólo se puede hacer si eres un estado tipo Singapur (muy exitoso, por otra parte, en este papel), y si no hay mucha libertad. Yo creo más bien (y en el fondo creo que a esto es a lo que se refiere todo el rato Mazzucato) es que debe ser un capitalista (financiador, y que asume riesgos). Y por supuesto, crear las condiciones institucionales adecuadas. Si a esto último se le quiere llamar emprendimiento, pues vale…pero creo que no es el significado habitual.
  • Segundo problema: Mazzucato habla mucho de que el Estado muchas veces debe elegir ganadores. Yo no lo comparto: primero, porque el Estado no tiene necesariamente mejor información que otros en este aspecto (y sí peores incentivos, como jugar con el dinero de otros); y segundo, porque elegir ganadores artificialmente básicamente genera unas rentas a su vez artificiales. Que, interesantemente, luego se llevan las empresas, sobre todo las oligopolistas a las que tanto se ataca (y a las que se contribuye a alimentar con estas políticas, porque son las mejor posicionadas para capturar estas rentas). El elegir ganadores lleva a empresas que extraen valor, en lugar de crearlo (como tanto ataca ella al hablar del big-pharma). De hecho ella casi siempre termina matizando esta cuestión. Por eso no tengo claro si realmente estamos de acuerdo aquí o no. Si leo cosas como esta: 
    What is important, however, is to look at such “picking winners” investments as a portfolio of long-term investments.
    Entonces creo que sí estamos de acuerdo: el Estado lo que tiene que hacer es generar una cartera de inversiones. Algunas saldrán bien y otras mal. Pero “picking winners” no es generar una cartera…Parte de la confusión es que Mazzucato insiste mucho en decir que fue el Estado el que “eligió” desarrollar Internet, o el iPod, o cosas similares. Pero esto, dicho por ella misma más adelante, no es cierto. DARPA, o ARPA-E, no eligen ganadores, generan redes y carteras a partir de las ideas de otros:
Like DARPA, ARPA-E does not create its own research agenda; instead, it invites researchers from academia and industry to explore high-risk ideas, setting an agenda through collaboration and collective knowledge of the state of the art and realm of possibilities. >What we have instead is a case for targeted, proactive, entrepreneurial State, one able to take risks and create a highly networked system of actors that harness the best of the private sector for the national good over a medium-to long-term time horizon.It is a State acting as lead investor and catalyst which sparks the network to act and spread knowledge. The State can and does act as creator, not just facilitator, of the knowledge economy.
  • Tercer punto de desacuerdo: su tratamiento del mito 5, la conexión de las universidades con la comercialización. Sobre todo cuando dice que las universidades europeas están bien conectadas con la industria. Creo que todavía no ha pasado suficiente tiempo en Europa, o no se ha informado lo suficiente, de hecho este tema, al contrario que otros, es muy parco en referencias (como las de Aghion u otros) o en experiencias de distintos países en Europa (es muy distinto Holanda que Francia o España, por ejemplo)
  • La discusión sobre energía, o incluso sobre sistemas de innovación no está mal, pero se queda bastante corta y ligera. Otra vez sorprendentemente (van tres, lo cual yo creo que ya demuestra algo preocupante) no cita todo lo que ha hecho Laura Díaz Anadón en este campo. Y creo que cae en algunos errores evidentes, como el asociar el despliegue tecnológico local con la innovación y el crecimiento. No hace falta ser el líder en eólica instalada para ser el líder en valor añadido en la tecnología. Sinceramente, aquí creo que vale mucho más la pena leer la tesis de Adela, mucho más completa, inteligente, y propositiva.
  • Aunque decía que estaba de acuerdo con lo de que hay que compartir los beneficios de la innovación, no tengo claro que los ejemplos que plantea sean argumentos válidos. Como ella dice muy bien: 
In theory, the effects of succesful innovation, which leads to a superior outcome, should be seen and experienced within the wider economy. As superior outcomes lead to new products and/or services that, in turn, improve the quality of lives, create new employment opportunities for the able workforce, significantly increase the nation’s foreign export and competitiveness and then lead to significant increase in tax revenues, it is often believed that investments in innovation would eventually be re-invested in the nation tangible and intangible assets. 
Por tanto, ¿qué sentido tiene mirar los beneficios individuales de Apple o su generación de empleo? Lo que de verdad mediría el impacto de la inversión pública en Apple (directa o indirecta) sería el crecimiento global de la economía, o los empleos creados, no sólo en Apple. Otra cosa, por supuesto, es quien se queda con los beneficios de la innovación (véase arriba), o cómo se reparten los beneficios de las empresas, o si evaden impuestos o no (algo que evidentemente va mucho más allá de lo que cubre este libro)
En todo caso, y si habéis llegado hasta aquí, habréis podido comprobar que el libro de para mucho pensar y mucho actuar. Recomendable por tanto leer esos capítulos que menciono, y complementar con la tesis de Adela. Y ojalá aplicar todo lo aprendido a todas las estrategias ahora mismo en marcha para la transición energética.

NOTA: Si queréis una versión resumida, aquí tenéis una.
NOTA 2: Según parece, Mazzucato elabora y da más solidez a algunas de estas ideas en su siguiente libro, que todavía estoy esperando me llegue desde Amazon...Cuando lo consiga colgaré la reseña correspondiente.
NOTA3: Recomendable también la discusión con Russ Roberts de la que ya hablé hace tiempo.