martes, 23 de febrero de 2016

Seguridad energética para el gas en Europa, según Brueghel

Brueghel ha publicado hace poco un informe en el que cuestiona la estrategia europea de seguridad energética en gas. La solución no es la diversificación ni el aumento de la producción interior. Según ellos, lo que hace falta es dar flexibilidad al sistema manteniendo abiertas todas las opciones posibles. En el fondo, se trata de eliminar la posición dominante de los suministradores principales. Lo formulan como un mercado europeo de margen de seguridad en gas:
Under the EU-MGSM, each importer and each domestic producer would be legally required to have available a certain amount of alternative supplies. This would be relatively straightforward because only a limited number of importers and domestic producers are active on the EU market. Domestic producers would be included to avoid any discrimination, and because the failure of a large domestic producer could constitute a supply-security event.
Este mecanismo incluiría no sólo el almacenamiento (como hasta ahora), sino también todo tipo de opciones sobre contratos, fórmulas de interrumpibilidad, cambio de combustibles, etc. Al incluir más posibilidades el coste de mantener un cierto nivel de seguridad sería inferior. A mí me parece que suena bastante bien.

2 comentarios:

Fernando Leanme dijo...

Los autores tienen un par de huecos en su lógica.

Primero dicen que el costo de tener un sistema más flexible y con alternativas no lo pagará todo el consumidor. Yo no sé si viven en un mundo irreal podemita donde arbitrariamente se puede garantizar mucho sin gastar y milagrosamente no se hace huir al inversor y/o se hace leña la infraestructura. El esquema es sencillo, los que ponen el gas en el quemador del consumidor no tienen la posibilidad de tragarse esos gastos. Y si se pagan a través de créditos de impuestos o inversiones estatales la plata igualmente sale del pueblo, porque los gobiernos viven de los impuestos que nos sacan.

Segundo se les olvida que el sistema de gas tiene algo llamado un yacimiento gasifero con pozos, plantas de tratamiento, compresores, etc. Para tener un sistema de producción y transporte con exceso de capacidad hay que gastar plata (gerenciar eso era mi trabajo en los 80). Ese costo se les olvidó, y puede ser enorme.

Cuando yo considero la depletacion gradual de los yacimientos de gas del mar del norte, y de Groningen, veo una situación que s deteriora peligrosamente para ser aguda alrededor del 2035. Por eso lo del calentamiento global en realidad es un problema secundario, el problema serio será el alto costo del petróleo y gas natural, y la falta de confiabilidad en el suministro.

Europa hoy día tiene unas políticas suicidas. Dejan las fronteras abiertas a una invasión musulmana llena de células terroristas, azuzan el odio en la población musulmana permitiendo el abuso del pueblo palestino, bombardeando a diestra y siniestra en el Medio Oriente, y se ponen a chacharear sobre el calentamiento global sin considerar que no tienen un programa sensato para depender menos en los combustibles fósiles mientras que mordisquean el anzuelo envenenado de populistas de la extrema izquierda y derecha. Esto lo veo tan feo que pienso seriamente que aquí no habrá futuro si no cambian curso bien pronto.

Marta Suarez dijo...

De acuerdo contigo Fernando. Ni a corto ni a mediano plazo.