lunes, 22 de febrero de 2016

¿Debemos quedarnos tranquilos con el Acuerdo de París?

Mi entrada de hoy en el blog de Economics.

2 comentarios:

Fernando Leanme dijo...

Por mi cuenta yo opino que el papel que se firmó tiene mucho valor porque tranquiliza a los políticos y se ralentiza la propaganda y la exageración. Si no caemos en la trampa de creer en el IPCC y su famoso RCP8.5 (el cual yo considero una exageración utilizada para hacer propaganda), podemos utilizar casos de emisiones basados en algo más razonable (razonable sería una proyección como la de ExxonMobil).

Esa proyección se puede utilizar para realizar un "caso base" que no incluye medidas exageradas como las locuras que se proponen. Entonces hay que realizar varios análisis con una multitud de reducciones en emisiones (digamos 6). Y esos casos se pueden correr en modelos climáticos que tengan variaciones en la sensibilidad del clima a las emisiones.

Una vez que se tienen esas multitudes de casos se puede estimar un caso óptimo, el cual estoy seguro no involucra una reducción absoluta de las emisiones de CO2 para el 2100. Más bien creo que el caso óptimo será una reducción gradual desde un pico en emisiones alrededor del 2050 hasta aproximadamente el 40 % de ese pico. Y eso necesitará energía nuclear.

Y les voy a confesar, no veo manera de convencer a EEUU, Rusia, India, y China de darles lo que desean. Simplemente no tienen un caso lo suficientemente sólido, los modelos no son tan buenos, y los impactos son bastante imponderables. En diez años puede ser que los modelos hayan mejorado, pero por ahora, lo mejor es estudiar esto un poco más.

Marta Suarez dijo...

En mi humilde opinión, quiero comentar que sí creo en el cambio climático, pero como dice Fernando, los modelos son falibles, no toman en cuenta todas las variables. El mundo es un complejo sistema dinámico, y exageran los números. / Pedro, podrías escribir las siglas en forma escrita? Se entenderá mejor para los que somos novatos y queremos aprender. Gracias.