lunes, 8 de febrero de 2016

Factor de impacto y tasa de rechazo

Me manda Mario este interesante análisis de la relación entre la tasa de rechazo de las revistas científicas y su factor de impacto. Básicamente, lo que dicen los autores es que esta relación no existe, y que, como sus propia experiencia llevando un editorial open-access demuestra, puede conseguirse un alto factor de impacto con una baja tasa de rechazo, siempre que el proceso de revisión sea de alta calidad.

Sin negar en lo esencial estas conclusiones, yo sería algo más prudente:
- primero, una revista open-access tiene más fácil conseguir más citas: más gente la lee y por tanto la puede citar;
- la tasa de rechazo puede deberse a dos factores: o a una estrategia deliberada de los editores (filtrando sólo aquellos artículos que consideran van a tener impacto) o a que mucha gente envíe artículos a esa revista, por su prestigio;
- relacionado con esto último, el prestigio de la revista no está necesariamente asociado con su factor de impacto. Y esto es quizá el comentario más importante que me gustaría hacer.

En muchos campos (yo en los míos, pero estoy seguro de que también sucede en otros) las revistas más prestigiosas no son necesariamente las que más factor de impacto tienen, y al contrario, hay muchas revistas con alto factor de impacto que son una basura reconocida por todos. Me gustaría ver el análisis de la relación entre tasa de rechazo y prestigio real de las revistas, para ver si ahí sí aparece una relación, porque entonces la tasa de rechazo sí sería algo sensato, y no simplemente una estrategia artificial.

Porque, y ya para terminar, a mí ese 30% de rechazo del que presumen los autores como razonable me parece algo bajo. Si miro hacia atrás a los papers que he revisado en los últimos años, me sale más de un 30% (quizá cercano al 50%) de trabajos que no valían la pena para publicarse en revistas buenas. En ese sentido, y también apuntando a investigaciones de interés, lo que de verdad aporta información es la diferencia entre la tasa de rechazo de los revisores y la de los editores.