viernes, 16 de septiembre de 2016

La mercantilización de la economía

Un debate apasionante entre Branko Milanovic y Diane Coyle. Da gusto poder leer intercambios como estos de gente inteligente y educada.

- Comenzamos con la primera entrada de Milanovic, en la que nos cuenta cómo él cree que, ante una posible tendencia a una economía más colaborativa, un problema es la mercantilización de muchos de los servicios que antes se prestaban en el seno de las familias extendidas. Y este proceso hace (al crear más volatilidad en el mercado laboral) que las relaciones humanas, la confianza en que debe basarse una economía colaborativa, se reduzcan. Por otra parte, toda esta mercantilización puede hacer aumentar nuestra riqueza (económica). Pero no nuestra calidad de relaciones (algo básico por otra parte para tener una vida feliz)
- Ante esto, Coyle defiende que esta mercantilización también ha producido grandes avances, fundamentalmente en la situación de la mujer. El cambio al mercado produce cambios en las estructuras de poder familiares, a veces muy beneficiosos. Y también defiende que el empleo parcial puede ser muy deseable para algunas personas, al darles más independencia, y también permite que algunos salgan de la marginación.
- Milanovic acepta las críticas de Coyle y matiza y precisa su entrada anterior, ofreciendo más ejemplos para reforzar su idea de que, aunque la mercantilización ha traído beneficios, también implica costes personales y falta de incentivos a la cooperación.
- Coyle vuelve a la carga: para ella, no hay un lado negativo en la mercantilización, sino todo lo contrario. Aunque tengo la sensación de que para defenderlo utiliza sólo algunos ejemplos seleccionados, y no contesta realmente a los ejemplos de Milanovic.
- Y, por ahora, la cosa concluye con Milanovic diciendo que está de acuerdo con casi todo lo que dice Coyle (ya había dicho yo antes que en parte hablaban de cosas distintas).

Como digo, un gusto poder leer la conversación.