miércoles, 13 de junio de 2018

Mercados radicales y más justos

Hace ya unas semanas que escuché este podcast, y pensé escribir un blog sobre él...y se me olvidó. No ha sido hasta que Tim Harford ha reseñado el libro en el que está basado que me he acordado...Y el caso es que el podcast (y supongo que el libro, que se queda para el verano) es apasionante. No porque esté de acuerdo en todo lo que dice, porque algunas cosas son, efectivamente, algo radicales.

Pero la propuesta es de lo más interesante para considerar: básicamente, eliminar todos los impuestos distorsionantes y sustituirlos por un impuesto sobre la propiedad, que sería función del valor que asignamos cada uno a nuestras posesiones (con lo que no tenemos ningún incentivo a sobreestimarlo - efecto endowment -). Luego este impuesto se distribuiría en una especie de renta básica, lo que de alguna forma amplifica la justicia redistributiva de esta fórmula...

A mí de hecho la idea de partida me parece muy similar al concepto de propiedad que se maneja en la doctrina social de la iglesia católica: La propiedad privada sólo es legítima cuando contribuye al bien común. Y esta propuesta de Weyl y Posner operativiza precisamente esto, al garantizar que la propiedad se utilice siempre para su uso de mayor valor, y no se quede abandonada o monopolizada estérilmente. Lo mismo se podría hacer con las patentes...

1 comentario:

Fernando Leanme dijo...

Entonces digamos que tenemos estos casos:

1. Una fábrica de ropa que utiliza labor nacional, ubicada en un buen lugar en las cercanías de Madrid, que le da empleo a 24 personas. La competencia de los vietnamitas es brutal, y la fábrica solo gana 150 mil euros al año. El dueño puede cerrarla y vender el terreno pero es leal a los empleados, y la tiene funcionando como un gato aferrado al tejado con las uñas. Entonces llegan los socialistas al poder y deciden que esto es muy buena idea, imponen el impuesto y resulta ser que es 287 mil euros al año. Eso ubica la fábrica en pérdida, el dueño se rinde, vende la fábrica, se muda a un país donde el impuesto no aplica, y 12 de los empleados van al paro.

2. Un mecánico Asturiano ha ahorrado toda su vida, pues trabajó como un burro y llegó a tener un taller con seis mecánicos y ayudantes. La plata la invirtió en apartamentos para alquilar en Pola de Lena y Oviedo. Parte del dinero que ganó la utilizo para enviar sus hijos a la universidad, y ellos a cambio lo ayudaban mucho refaccionando y haciendo mejoras a los apartamentos. Uno de ellos se metió un verano cargando bolsas de cemento, arena, ladrillos, madera, lozas y otros materiales a un quinto piso donde hicieron una refacción mayor. Ahora resulta ser que seis apartamentos están tasados en 630 mil euros ganan un promedio de 22000 euros al año. Ahora llegan los socialistas al poder y le meten ese impuesto porque hay que redistribuir la plata que la gente se ha ganado para tener la gente de la comuna contenta. Y ese impuesto resulta ser 18000 mil euros al año. Esto quiere decir que este señor ha trabajado como un burro para tener una entrada neta de 4000 euros, mientras al mismo tiempo arriesga los okupas, y tiene una familia con un niño en un apartamento que no paga hace cuatro meses. Entonces tú crees que la gente trabajadora hará un esfuerzo extraordinario para ahorrar en España cuando saben que un gobierno comunista (porque eso es lo que es) le sacara lo que tiene en su vejez con un impuesto para mantener gente que en su mayoría no quiere trabajar porque le sale muy cómodo vivir del gobierno?

De paso, estos casos son reales. Estoy hablando de gente que han trabajado 50 años con su familia para tener algo, y no creo que votaran por ese sistema. En cuanto a mi, desgraciadamente me volvería a EEUU, probablemente a Alpine Texas, donde el gobierno por ahora no es socialista. Y los impuestos que pago hoy día a Hacienda española desaparecerán. No creo que los extranjeros que viven en España se queden aquí si les imponen impuestos que no son razonables. Ya hoy día, como están las cosas, los impuestos son altos y están al borde de ahuyentar a la gente. Eso lo sé porque tengo amigos en Benidorm y están comentando que si los socialistas arañan un acuerdo con los podemitas esto se va al garete y habrá que buscar otro lugar para vivir retirado.