lunes, 24 de octubre de 2016

Tira ya tus bombillas incandescentes!

Severin Borenstein nos demuestra que no hay ninguna razón ya para conservarlas, y eso que utiliza un precio de la electricidad inferior al nuestro:

- en poco más de un año se ahorra la inversión de las LED que las sustituyen
- o, dicho de otra manera, mantener las incandescentes nos cuesta dinero todos los días que lo hagamos.

¿A qué esperáis? Yo ya hice el cambio hace un par de años...