miércoles, 4 de abril de 2018

Los franceses implantan el cheque energético

Una de las propuestas que hacíamos en nuestro informe sobre pobreza energética era el cheque energético, que nos parecía mucho más efectivo para luchar contra la pobreza energética que los descuentos actualmente utilizados, por dos razones:
  • La primera, que permite modular mucho mejor el apoyo. Un descuento del 25% se quedará corto para unos, y largo para otros. Un cheque calculado en función de las necesidades de climatización de la vivienda (en función de su tamaño, tipología constructiva, y zona climática, por ejemplo), sería mucho más eficiente, al permitir dar a cada hogar lo que necesita.
  • La segunda, que la señal de ahorro que genera es más eficiente que un descuento. El descuento abarata el precio relativo de la energía. El cheque complementa la renta. Si se diseña bien, el cheque no reduce el incentivo al ahorro, sino todo lo contrario.
Los franceses, tras un par de años de experimentación en algunas regiones, han decidido generalizarlo a nivel nacional. Una muy buena lección para nosotros. Y gracias a Checa por descubrirlo.

4 comentarios:

Fernando Leanme dijo...

Tremenda idea para aumentar la burocracia. En cinco años Francia tendrá 200 mil expertos midiendo eficiencia energética y la cantidad del pago que deberán recibir de ese gobierno que con tanta generosidad está dispuesto para meter impuestos al sector más productivo de la sociedad.

No te parece que es mucho más sencillo rebajar los impuestos de los pobres, si es necesario a cero, y darles un medidor que les de información instantánea sobre lo que están gastando cada 15 minutos?

Julio Eisman dijo...

Hoy tenemos tecnología suficiente y a bajo coste para focalizar los subsidios adecuadamente sin apenas esfuerzo administrativo.Ya no hay excusas para seguir haciéndolo mal

Julio Eisman dijo...

Hoy tenemos tecnología suficiente y a bajo coste para focalizar los subsidios adecuadamente sin apenas esfuerzo administrativo.Ya no hay excusas para seguir haciéndolo mal

Alvaro Lopez-Peña dijo...

Gracias Pedro. De acuerdo con Julio. Incluso si (aunque no lo creo) hubiera un pequeño "coste" en burocracia, probablemente los beneficios en términos de eficiencia económica y energética compensaran, aunque no he hecho un análisis CB en condiciones. Abrazos