jueves, 16 de febrero de 2017

Más sobre incentivos y motivación intrínseca

Antonio Cabrales actualiza su entrada de hace tiempo a partir de un nuevo paper que confirma que la gente responde a los incentivos sin que se desplace la motivación intrínseca. Habrá que mirarlo despacio...

1 comentario:

Fernando Leanme dijo...

Los que hemos vivido en dictaduras comunistas sabemos muy bien que la gente responde a los incentivos. Cuando los comunistas toman el poder observamos que empobrecen a la media clase, la mayoría de los ricos tienen un incentivo enorme, y huyen primero, los pobres en su mayoría se quedan en la pobreza, muchas veces se pasa hambre, y existe un incentivo enorme para ser oficial del partido, militar, o agente de la policia secreta, porque estos grupos, que mi mama llamaba panzistas y en Venezuela llamamos "enchufados", son los que viven bien. Eventualmente la pobreza y los abusos incentivan a la gente a huir en masa. Y los enchufados tienen un incentivó enorme para quedarse en el poder, porque son la nueva casta superior, y eso les cae muy bien.

El régimen, que necesita apoyo de los izquierdistas de otros países, tiene un incentivo enorme para mentir y crear una realidad falsa. Por eso le dedican recursos a tener tropas de jóvenes bailando ballet y danza moderna, haciendo deportes y desfilando con banderas y brazos alzados rígidamente para apoyar al Pablo Iglesias, Fidel Castro, Hugo Chávez, o el que sea el líder de "la revolución". Y ese apoyo surge de verdad, hasta el punto que vemos profesores de bachillerato y universidad en Europa enseñando que esas dictaduras nefastas en Cuba, Venezuela, Nicaragua, etc, son buenas y deben copiarse. Y eso me da un incentivó enorme para escribir donde sea para intentar frenarlos.