viernes, 22 de marzo de 2019

¿Qué pasó con el abandono del cambio de hora?

Seguramente recordaréis que el verano pasado hubo una consulta pública sobre la posibilidad de abandonar el cambio de hora en Europa. Los resultados fueron tan contrarios al cambio de hora que Juncker dijo que había que cargárselo, y que este que viene sería nuestro último cambio de hora. Pero resultó que casi todos los votos venían de Alemania, y muchos países pequeños protestaron. Así que ahora parece que habrá que esperar hasta 2020 o 2021...una pena.

Mientras tanto, en EEUU también tienen un debate similar. Aquí presentan 5 argumentos a favor del horario de verano permanente: seguridad vial, seguridad ciudadana, ahorro energético (este no muy sólido, como ya he explicado otras veces), reducción de alteraciones del sueño, y aumento de actividades de ocio y comerciales (algo que seguramente esté detrás del ahorro de energía que se produce en España con el horario de verano...)

jueves, 21 de marzo de 2019

El Génesis ya decía que el conocimiento no es neutro

Intepretado por Tyler Cowen. Como él diría, "interesting throughout".

Y relacionado en parte (por los comentarios sobre tecnología, en general mucho más positivos), y también interesante, la entrevista de Cowen a Sam Altman, de Y Combinator. Lo que más gracia me ha hecho: que los espacios de coworking para promover startups le parecen un desastre :).

martes, 19 de marzo de 2019

Sobre el futuro de la educación y el empleo

De nuevo muy relevante para la jornada sobre transición justa de la semana que viene: una de las formas que tendremos de proteger el empleo a lo largo de la transición energética será tratar de ajustar lo más posible las necesidades de los empleadores a las competencias adquiridas por los estudiantes en su proceso educativo. Esto es algo que evidentemente va mucho más allá de la transición energética, porque afecta a toda la economía....pero aún así no podemos olvidarnos de ello. La transición será más justa si el contexto en el que se produce ayuda a generar la mayor cantidad de empleo posible.

Y, justo sobre esto, en Popular Science tienen un artículo largo, pero muy interesante, en el que hablan del nuevo auge de las "trade schools", que parecen algo similar a la FP. El artículo me parece bastante equilibrado además, porque no se olvida de que, a pesar de la aparente inutilidad y poca eficiencia de la educación universitaria tradicional, esta sigue generando una prima salarial muy importante. Por algo será, claro: quizá por el proceso de selección mucho más duro (la teoría de Caplan) o quizá porque esa educación más larga permite adquirir competencias más amplias, y por tanto más valiosas y flexibles a largo plazo en el mercado de trabajo. El artículo acaba contando la historia de Ted Bell, que reformó el sistema educativo americano partiendo de algo que me encantaría ver en España: una crítica desde dentro, algo que parece que sólo se puede hacer si es a otro partido político :)

En todo caso, una cuestión que me parece esencial en todo esto es recordar que el futuro es absolutamente incierto. Y que, por tanto, las soluciones difícilmente vendrán de una planificación que por su propia definición será errónea. Sería mucho mejor diseñar marcos institucionales que, con todas las garantías, permitan que sea el mercado, esto es, las empresas con sus necesidades, y los centros educativos con sus programas, los que vayan ajustándose de la forma más flexible posible.

lunes, 18 de marzo de 2019

Geoingeniería, renovables, natalidad e intereses detrás del cambio climático

Relacionado con el movimiento juvenil contra el cambio climático, y también con una clase muy interesante (no por mi rollo, sino por las preguntas de los estudiantes) que di el mismo viernes a los de 5º de E-5, algunos enlaces recientes que amplían información:

- Tyler Cowen está en contra de la postura de algunos (aquí una muestra extrema) de que, a la vista del cambio climático, es mejor no tener hijos. Yo, será sesgo de confirmación o no, estoy de acuerdo :)
- Uno de los temas que comentamos en la clase del viernes, en parte también por sus interesantes implicaciones sobre las relaciones internacionales, es el de la geoingeniería. Mi opinión es que hay que tener mucho cuidado con ella, tanto por los efectos no deseados que puede producir, como por lo relativamente barata que es, como por sus efectos temporales limitados. En este artículo reciente nos dicen que los efectos no deseados pueden controlarse si se hace con precaución...pero seguimos sin solucionar lo demás.
- Via Tyler Cowen, un paper en el que se defiende que el impuesto al CO2 en la Columbia Británica no ha supuesto aún una reducción significativa de las emisiones a nivel agregado, aunque sí en algunos sectores (el mayor, el forestal). Esto no es necesariamente sorprendente: ya sabemos que si la elasticidad es baja, el impacto del impuesto no puede ser muy alto, y menos a corto plazo cuando lo importante es el cambio tecnológico. Si a eso se suman impuestos relativamente bajos, no podemos esperar demasiado.

Y también sobre las posibles soluciones tecnológicas:

- Un comentario en Nature sobre los problemas de considerar la biomasa como neutra en emisiones.
- Una solución que parece expandir los límites habituales de la geotérmica para producir electricidad, y además modular. De hecho, parece que realmente incluso puede utilizarse para recuperar cualquier calor residual por encima de 90ºC...me pregunto cuál será la gracia particular, o si no será más que publicidad encubierta...
- Y sobre baterías, Bloomberg NEF explica sus datos. Muy interesante.

NOTA ADICIONAL: Escribo esto tras intervenir (muy brevemente) en una tertulia en la COPE, y vuelve a sorprenderme la insistencia de algunos en achacar el cambio climático a causas naturales, y a explicar la conexión con la actividad humana con intereses espúreos. Por supuesto que hay muchos intereses detrás, tanto a favor como en contra, desde los países y empresas que dependen de seguir vendiendo petróleo o coches de combustión, hasta los que aprovechan el cambio climático para luchar contra el capitalismo. Es natural al ser el cambio climático, y su solución, algo que abarca una parte tan grande de nuestra civilización. Pero, sinceramente, hay cosas que ya nadie puede dudar ni dejar a la creencia: el cambio climático está teniendo lugar, y la actividad humana es la principal responsable de su rapidez, y su magnitud. Claro que hay causas naturales, pero ninguna es capaz de explicar lo sucedido en estos últimos 150 años, ni lo que va a venir. Ahora de lo que se trata es de encontrar la mejor forma de luchar contra esto, y ahí vendría muy bien dejar de discutir sobre lo que no es discutible, y ponerse a trabajar todos juntos...

viernes, 15 de marzo de 2019

Aspiration, de Agnes Callard

Un libro un poco extraño, que compré tras escuchar la conversación de Tyler Cowen con la autora. Digo extraño porque no está demasiado en la línea de las cosas que suelo leer, es caro, y seguramente es demasiado profundo para captar todo su significado desde mi capacidad filosófica limitada. Pero en todo caso es interesante, y hace plantearse bastantes preguntas, que al fin y al cabo es la marca de las lecturas de interés.

La tesis del libro es que podemos convertirnos en mejores personas al tomar decisiones que nos llevan por ese camino. Pero, y aquí está la clave del asunto, esto plantea una importante cuestión: si ya tenemos la semilla de ser mejores dentro (en cuyo caso, realmente no estamos cambiando), o si realmente podemos aspirar a ser mejores sin serlo de origen. La autora defiende lo segundo, que, aunque sin tener información, ni razones, ni valores completos, sí podemos aspirar a conseguir ser mejores basados en algo que sólo entendemos parcialmente. Y esto se consigue trabajando en ello, "siendo" esta nueva persona. Así adquirimos estos nuevos valores y nos hacemos mejores de forma totalmente responsable.

Yo reconozco que no termino de estar convencido de que los valores que queremos desarrollar no estén ya, de alguna forma, sea psicológicamente o fisiológicamente, dentro de nosotros, y no fuera, como ella argumenta. No sé por qué insiste en decir que el aspirante no sabe lo que está haciendo. Yo creo que sí que lo sabe, otra cosa es que no sepa exactamente qué esperar de ello.

En todo caso, y quizá porque el libro está algo fuera de mi liga, mi forma de leerlo fue intentar traducir algunas cosas a disciplinas más cercanas...y en algunas partes no es complejo, porque ella hace referencias explícitas a la toma de decisiones, o al papel de los educadores:

Sobre la teoría de la decisión:
Decision theory lies at the intersection of philosophy and economics, and is concerned with rational preference-structures and rational choice. It is the job of decision theorists to articulate a procedure for deliberating well between any set of options. They explain how one makes the right decision. But are there choice situations for which no procedure can, in principle, be supplied?

Y sobre el papel de los educadores, parte del principio de que la ambición, tal como ella la entiende, no es buena en todas las circunstancias, porque no expande los valores personales, y por tanto puede reforzar los "malos valores". Lo verdaderamente positivo es la aspiración, la fuerza que hace que mejoren nuestros valores. Hace falta una combinación de ambición y aspiración, pero siempre que no pese demasiado la primera. Y ahí es donde dice que convertir la ambición en aspiración es una de las tareas fundamentales de cualquier educador (ella dice que sobre todo de los filósofos socráticos). Además, los que aspiran son mucho mejores alumnos (porque quieren aprender) que los que ambicionan (que sólo quieren conseguir).

jueves, 14 de marzo de 2019

Cómo lograr una transición energética justa

Aprovechando que el día 25 de marzo organizamos una jornada que promete ser muy interesante sobre transición justa, aquí van algunas reseñas de interés:

- Andrew Yang nos explica que no podemos pensar en reciclar a los mineros en programadores informáticos. Eso sería seguir al mercado, y el mercado no puede ser la medida de todo. Según Yang tenemos que redefinir el valor del trabajo, y no dejar que sólo lo defina el mercado.
- Esto mismo es algo que defiende Elizabeth Anderson: expandir el catálogo de ocupaciones valoradas y apreciadas por la sociedad, como medio para lograr una mayor igualdad. El artículo de Anderson (alumna de Rawls), muy largo, alcanza mucho más, por supuesto, y vale la pena leerlo entero.
- Un policy brief de Climate Strategies que resume las conversaciones que tuvieron lugar en una jornada durante la COP. Muchas generalidades, pero creo que sitúa bien el nivel de la conversación actual.
 -Y otro documento con lecciones aprendidas de Canadá, India, Indonesia, Egipto, Polonia y Ucrania, este producido por IISD.